Seguidores

jueves, 28 de mayo de 2009

Un día cualquiera


Dejó el periódico sobre la mesa de mármol después de leer el horóscopo.
Cuantas tonterías decían los horóscopos: hoy tendrá conflictos con sus compañeros de trabajo, cuide las relaciones con ellos, no caiga en el error de contradecir a su jefe, le está poniendo a prueba. Se encontrará con un antiguo amor…
-Es sábado, no tengo compañeros de trabajo ni jefe, y un antiguo amor… veo muy difícil encontrarme con él, hace años que no vivo en la ciudad donde nací.
Antes de salir del salón echó una última mirada al periódico…
-¡Bobadas!
Necesitaba otro café. Últimamente la tensión la tenía muy baja.
Con el café en la mano volvió sobre sus pasos y cogió el diario de nuevo. Empezó a pasar páginas leyendo solo titulares, parándose en alguna frase que le llamaba la atención.

Se necesita señora de compañía para señor mayor.
Edad entre 50 y 60 años
Discreta, amable, buena presencia.
Conocimientos de Internet.
Con carnet de conducir.
Sin responsabilidades familiares.
Entregar CV en esta dirección…

-Eso está en las afueras de la ciudad, creo, es el Boulevard de los Chalet.
-Reúno los requisitos que piden-pensó animada- me pasaré por allí, por probar nada se pierde. Me aburro en esta casa sola, sin marido, sin hijos, sin perro…
Cuando abrieron la puerta una sirvienta con uniforme le preguntó que deseaba. Le extendió el sobre que guardaba su petición y el CV, la señora muy seria le comunicó que ya estaba cerrado el plazo y con una sonrisa amable cerró la puerta.
Sacó la pequeña radio que llevaba en el bolso y con los auriculares bien puestos se alejó despacio mientras observaba como caía lentamente uno de los visillos que daba al ala izquierda de la casa, más cercana a la verja que separaba la propiedad de la calle.
Iba tan ensimismada que no se dio cuenta que alguien la llamaba y corría tras ella, de pronto oyó unos gritos, se volvió y vio a la sirvienta que venía hacía ella diciéndole algo.
-Señora, por favor, el señor desea recibirla, si es tan amable de volver a la casa…
-¡Ah! Sí, encantada.
Cuando entró en el despacho, él le estrecho la mano y la invitó a sentarse en un sillón delante de su mesa.
Leyó despacio los informes sin decir nada, después la miró.
-Las condiciones de este trabajo son que tendrá que dormir en esta casa, salir a pasear conmigo, ir al cine. Acompañarme a los eventos que tenga asistir, fiestas de amigos, visitar museos, galerías de arte, cruceros, etc. Comeremos juntos y Vd. servirá la comida que prepara la Sra. Ángeles y cosas menos agradables como acompañarme al médico. Si le parece bien el sueldo y estas condiciones, empieza hoy mismo su trabajo.
Cuando volvía con su equipaje, se encontró con Ángeles, había cambiado su uniforme por ropa de calle.
-Me marcho, se cumplió mi jornada.
-Pero… ¿Vd. no vive aquí?
-No, vengo por la mañana temprano, arreglo la casa y hago la comida. Ahora voy a otra casa en la que hago lo mismo por la tarde. Hasta mañana, ahora el señor está en sus manos, cuídele bien es un hombre bueno. Si tiene un gran problema de salud el teléfono de su hijo está anotado junto al teléfono que hay en la entrada de la casa.
Cerró la puerta, la vio alejarse por el pequeño sendero. Empezaba a sentirse pérdida cuando apareció él en lo alto de la escalera, con un gesto le indicó que subiera, cuando llegó arriba le siguió por un largo pasillo arrastrando su maleta con ruedas. Entraron en una habitación muy hermosa, con mucha claridad y decorada con muy buen gusto. Tenía baño y un pequeño gabinete.
-Era de mi esposa y me entristece que permanezca vacía tantos años. Le dejo tranquila que se instale, cuando acabe haga el favor de bajar me gustaría salir a dar un paseo.
-Enseguida señor.
Cerró él la puerta despacio, mirándola, en sus ojos vio brillar una luz que no entendió qué era.
Guardó la ropa en el armario, puso los productos de belleza e higiene en el baño. Abrió los cajones de la cómoda para poner allí la ropa interior y se encontró con que estaban llenos de delicadas prendas, perfectamente colocadas, conservadas…
Empezó a preguntarse por qué le había dado la habitación de su difunta esposa sin conocerla de nada. Era todo tan extraño… ¿Lo conocía de algo?, memorizó y no, ella a él no lo conocía.
Cogió el ordenador portátil y lo llevo al pequeño gabinete, sería su rinconcito para escribir en los ratos que le quedaran libre.
Encendió la luz y ahogó un grito en su garganta, en la pared de enfrente a la puerta, colgado de la pared había un gran retrato de la que debió ser la esposa, de antes que cumpliera los cuarenta años, una mujer con grandes ojos negros, mirada misteriosa. Lo increíble... es que ella era su vivo retrato…

Carol

31 comentarios:

Luna dijo...

Que cuento tan bonito y sorprendente!!! La foto también es muy bonita y misteriosa.
Nunca sabemos lo que nos depara la vida...
Hay quien cree en el destino. Yo personalmente creo que uno se lo forja, pero hay una pequeña parte de la vida, sobre la que no tenemos maniobra...el azar...o no...
Espupendo Carol. Eres increíble.
Un besito grande, grande, cariño.

seriecito dijo...

Carol:

Buen relato, cautiva al leerlo.

Salu2:

Nuria dijo...

Esta vez te has superado Carol, por la trama, por la imaginación, y por la manera de relatar esta historia de manera que engancha desde el principio, te atrapa e invita a seguir leyendo, porque intriga, esa es la palabra.

El ritmo es estupendo, comienza lent, te introduces en la historia, se desarrolla, y con ese final sorprendente pones la guinda. Confieso que el párrafo final me puso la piel de gallina.

Una se queda con ganas de averiguar qué ocurrirá después del shock de la protagonista al ver "su propio retrato" en la pared. Si coge las maletas y sale despavorida, o por el contrario sacia su curiosidad a riesgo de meterse en una historia extraña....

Me he quedado intrigada ;-)

Felicidades Carol, ojalá conserves toda la vida este don de palabra.

Un biquiño

tag dijo...

Carol,

Que relato tan bonito, te metes en el personaje (yo soy de las que leen los horoscopos, jajaja)
y luego, conforme van sucediendo cosas, te imaginas que el señor sera su antiguo amor, pero no, el final es inesperado.

No nos puedes dejar así, sigue la historia, porfa, queremos saber como continua, venga, animate.

Y otra cosa ¿no te gustaria participar en los Sabados de Mercedes? Piensatelo

Un besito

Carol dijo...

Estoy de acuerdo Luna, existe un hilo que no podemos controlar, lo llamaremos azar y que muchas veces nos sorprende, de pronto aparece algo que jamás sospecharamos, pero...unas veces para mal otras para bien.

La habitación de la esposa tiene un pequeño secreto, no sé si contarlo, tal vez más adelante, pero dentro de estos comentarios.

Carol dijo...

Disculpa Luna le dí antes de tiempo a publicar.

Muchas gracias por tus palabras.

Muchos besos encanto.

Carol dijo...

Gracias Seriecito, es estimulante tu comentario.

Saludos afectuosos.

Carol dijo...

Muchas gracias Nuria, creo que eso es lo que se intenta conseguir con estos relatos, la continuidad de la historia lo pone cada uno, con su imaginación con su deseo de un final feliz o no.

Lo dejo a vuestra elección.

Un beso grande para ti Nuria.

Carol dijo...

Te agradezco mucho tus palabras Tag, pero la historia acaba ahí, aunque ya os diré que omití un dato en el relato porque esperaba que alguno se pregunte porqué la esposa tiene una habitación para ella sola, ¿estaban separados y viviendo bajo el mismo techo?

Pronto os lo digo.Y seguramente revela muchas cosas de las que sucederían. Es muy sencillo algo que está dentro de la habitación y ella no ha visto aún.

¿Participar en los Sábados de Mercedes?, pues te agradezco el ofrecimiento pero teneis un nivel muy alto y no sé si podría estar a la altura y no es falsa humildad, es que sois muy buenos.

Muchas gracias por todo Tag y muchos besos.

Nuria dijo...

Carol,

¿porque ella murió, y mientras estaba enferma quiso tener una habitación para ella sola?

¿porque mantenían las apariencias, ya que ella no estaba enamorada de él?

¿porque su esposa le abandonó?

Lo extraño, para mí, es que el retrato esté en esa habitación, y no en otra... no sé....

Me gusta la intriga que genera tu relato, cómo estimula la imaginación.

En cuanto a la posible continuación: yo creo que ella es una persona decidida y curiosa, e intentará averiguar el por qué ha sido elegida.

Me gustaría pensar que es así. Quizás puedan llegar a ser buenos amigos, aunque ella, a pesar del parecido físico nunca podrá sustituir a la esposa anterior...

Biquiños

Carol dijo...

Genial Nuria, son preguntas super lindas, te contesto que es la primera; estaban muy enamorados, pero la larga enfermedad y el deterioro físico de ella además del sufrimiento hizo que prefiriera
estar sola aunque él no estaba de acuerdo en dejarla sola y por eso la habitación tiene un pequeño truco...

Ella acaba de llegar, y no sabe cuantos cuadros hay de la esposa en la casa ese era el gabinete de ella y tenía uno de los muchos que hay.

Nunca podrá sustituir a la esposa anterior, pero él ha quedado impresionado por el parecido y porque al tratarla le gusta su forma de ser y todo lo que intuye en ella, es como un flechazo, le dice el corazón que por fin encontró otra persona especial.

Besitos Nuria, gracias por tu interés amiga.

Silvia Beatriz dijo...

Carol: en mi blog hay 2 premios para ti:
Palbras como rosas y escritos de oro. Ve por ellos ¿sí?
Besos!!!

tag dijo...

Pues no vengo a presionarte, porque no me gusta que nadie lo haga conmigo y no quiero caer en el mismo error, pero si quiero decirte que tu nivel no tiene nada que envidiar a los que participamos en esos Sabados Literarios.

Y ademas esta semana conduzco yo, por lo que tienes reservado un lugar a mi ladito, si cambias de opinión y te decides a intentarlo.

Todas empezamos así, con dudas, pero luego ves que no hay niveles, sino estilos distintos, formas diferentes de expresarse y de relatar acontecimientos.
Lo que mas me gusta es ver las diferentes maneras como enfocamos una misma propuesta.

Bueno, no quiero ser pesada.
Solo queria aclararte que tu participación sería de las mejores, seguro.

Un beso

Carol dijo...

Silvia Beatriz los recogeré encantada, muy agradecida por tenerme en cuenta y muy feliz porque son preciosos.

Muchas gracias amiga.

Carol dijo...

Tag, bonita, yo no sé nada de cómo va el Sábado de Mercedes si me haces el favor de explicarmelo te lo agradecería mucho.

Sabes que casi nunca puedo decir que no a los amigos, pero no sé si podré cumplir fielmente cada sábado por mis obligaciones familiares.

Al menos lo intentaré Tag.

Besos.

Franziska dijo...

!Dios mío que intriga! Que bien has escrito este relato. Es interesante, guarda un cierto misterio y promete muchas posibilidades interesantes. Me parece estupendo, querida amiga.

tag dijo...

Perdona que no te haya contestado antes, Carol, pero llevo un finde muy complicadito por cosas familiares y ademas soy la conductora del bus esta semana.

Te cuento
Para participar en los Sabados de Mercedes solo tienes que escribir un relato sobre el tema que se propone cada semana, y publicarlo en tu blog el sabado.
Cuando lo hayas publicado vas al blog que conduce esa semana (hoy es el mio) y dejas alli un comentario diciendo que ya lo tienes publicado.
Entonces yo publico el link de tu blog en la lista de los que participan y asi te pueden leer los demas.
Tu tambien puedes leer el resto de relatos.Claro, que tonteria, eso lo puede hacer todo el mundo,jaja.

Esta semana por ejemplo el tema es "Un viaje inolvidable" la semana pasada era "Una historia de Internet", la anterior "Erotico"...

Esta semana quizas ya te venga demasiado precipitado, pero la semana que viente te puedes apuntar.(si te apetece)
La semana que no puedas, o no te guste el tema, pues no escribes nada y ya esta.
No te compromete a nada.
Ponemos siempre un dibujito identificativo, esta semana es una maleta.

Bueno, más o menos te lo he explicado todo.
Si tienes alguna duda, aqui estoy para responder gustosamente.

Un besito

Carol dijo...

Muchas gracias Franziska por tus palabras tan generosas.

Me alegra que te haya gustado el relato.

Un beso enorme, amiga.

Carol dijo...

Hola Tag, mucchas gracias por la explicación y no te preocupes por la tardanza, todos andamos parecido el fin de semana.

Pues me parece muy bien las reglas, me quedó muy claro y si me surge una duda te pregunto. Me apunto.

Muchas gracias Tag. Que tengas un buen domingo.

Besitos.

margret dijo...

La vida siempre nos da alguna sorpresa... Un abrazo...

lucille dijo...

Oye creo que la historia puede continuar si quisieras, los personajes se te presentarian solos.
Es un tema refrescante y posible . Me encanto
Un abrazo desde Puerto Rico
Ondina

Carol dijo...

Y cuando menos lo esperas, Margret, la vida siempre nos sorprende, a esperemos que sea para bien.

Besos.

Carol dijo...

Bienvenida Lucille, sí, creo que la historia tiene continuidad y me pondré a escribirla, a ver que sale...

Muchas gracias por tus palabras.

Besos.

Nuria dijo...

¡Bien!!!
Me encantará leerlo Carol.

Biquiños

Carol dijo...

Nuria, "que segundas partes nunca fueron buenas", ya veremos que sale...

Un besito, gracias por estar ahí, preciosa.

tag dijo...

Carol

Continuando lo que te contaba el otro dia, esta semana el tema es "5 razones para callar".
Esa es la propuesta de Dorotea que es quien conduce esta semana.
En mi blog he puesto un gadget con una foto de agua, que pinchando en la foto accedes directamente al blog de Dorotea, alli lo explica todo y alli es donde debes dejar el mensaje mañana (si decides participar) cuando hayas puesto tu entrada con ese tema.
El titulo debe ser SABADOS DE MERCEDES, la foto la del agua.
Bueno, creo que te lo he dicho todo.
Un besito

maria dijo...

un dia cual quiera o cualquier dia cambia el sentido de lo escrito besitos maria

Carol dijo...

Es algo que puede ocurrir María, todo depende del color del cristal con que se mire.

Besitos.

Carol dijo...

Querida Tag, te agradezco de corazón la información, he estado esperando que me llegara la inspiración para contestarte, pero no me llegan "cinco razones para callar", no sé que me ocurre, no lo consigo.

El próximo sábado lo intento de nuevo.

Lo siento, te agradezco mucho todo.

Muchos besos querida Tag.

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Que bello cuento Te felicito y continua por este dificil per maravilloso sendero de las letras
Besos
Lydia Raquel Pistagnesi

Carol dijo...

Bienvenida Lydia, muchas gracias por tu comentario, me alegra mucho que te guste y que me lo digas.

Un saludo muy cariñoso para ti.

Besos.