Seguidores

domingo, 10 de mayo de 2009

Canción del amor lejano


Ella no fué, entre todas, la más bella,
pero me dió el amor más hondo y largo.
Otras me amaron más; y, sin embargo,
a ninguna la quise como a ella.
Acaso fué porque la amé de lejos,
como una estrella desde mi ventana...
Y la estrella que brilla más lejananos
parece que tiene mas reflejos.
Tuve su amor como una cosa ajena
como una playa cada vez más sola,
que unicamente guarda de la ola
una humedad de sal sobre la arena.
Ella estuvo en mis brazos sin ser mía,
como el agua en cántaro sediento,
como un perfume que se fué en el viento
y que vuelve en el viento todavía.
Me penetró su sed insatisfecha
como un arado sobre llanura,
abriendo en su fugaz desgarradura
la esperanza feliz de la cosecha.
Ella fué lo cercano en lo remoto,
pero llenaba todo lo vacío,
como el viento en las velas del navío,
como la luz en el espejo roto.
Por eso aún pienso en la mujer aquella,
la que me dió el amor más hondo y largo...
Nunca fué mía. No era la más bella.
Otras me amaron más ... Y, sin embargo,
a ninguna la quise como a ella.
José Ángel Buesa

9 comentarios:

Luna dijo...

Es un bello poema. No conozco el autor.
Si, evoca un recuerdo, que sigue siendo un presente.
Mu bonito y evocador.
"Ella fue lo cercano en lo remoto, pero llenaba todo lo vacío."
Magistral....
Gracias por enseñarnoslo. Un besito, Carol

CASANDRA dijo...

Estuvo en mis brazos sin ser mía, brilló como una estrella lejana...si hubiera sido más posible y próxima, si se hubiera entregado con todas sus ganas, hubiera merecido este poema? Ah... el amor que nos devora, no nos da respuestas ni nos asegura nada, y cuando más adverso a veces más intenso...

Nuria dijo...

Un amor hondo y largo que deja huella, es el más importante, aún en la distancia.
El misterio y la sensación de que nunca se acabará de conocer de manera absoluta el interior de la otra persona, de que siempre habra más por aprender y compartir es un buen pilar para el amor.

No sé por qué el poema me ha traido a la mente estas reflexiones Carol. Será que hoy tengo un día melancólico.

Un biquiño de meiga, bonita

Carol dijo...

Luna, el autor es un gran romántico, tiene unos poemas preciosos.

Nació en Cuba en el 1910 y murió en Santo Domingo en 1982.

Besos.

Carol dijo...

" Estuvo en mis brazos sin ser mia", ¡que bella frase!

Ella fue quién más le quiso aunque nunca estuvo en sus brazos, es lo grandioso del poema.

Besos Casandra, es un placer leer tus comentarios.

Carol dijo...

Cómo eres una romántica pues has sido capaz de sentirlo en tu propia piel y la verdad que es triste y a la vez reconfortante, no sé una mezcla que al final no sabes si estar contenta por ese amor sentido pero sin vivirlo o un poco desesperada.

Parece que el poeta se siente satisfecho después de todo.

En fin, que da que pensar.

Besos Nuria.

Silvia Beatriz dijo...

Querida Carol: en mi blog www.amisiysiatino.blogspot.com hay 4 premios para ti.
Regálame el placer de ir por ellos ¿sí?
Besos

Carol dijo...

Muchas gracias por ellos Silvia Beatriz, estoy encantada de recibirlos y pasaré por tu blog a recogerlos.

Muchos besos.

Franziska dijo...

Es un poema tan sincero. Queda la evidencia de un amor que pudo haber sido y no fue y, como algo no cumplido, siempre se añora. Creo que, por un motivo o por otro, somos pocos los que no hayamos pasado por una experiencia igual o parecida.