Seguidores

jueves, 26 de marzo de 2009

The rose

Hay quien dice que el amor es como un río,
que ahoga a los juncos jóvenes.
Hay quien dice que el amor es como una cuchilla
que deja tu alma sangrando.
Hay quien dice que el amor es como el hambre,
una interminable y dolorosa necesidad.
Yo digo que el amor es como una flor,
y tú eres su única semilla.
Es el corazón temeroso de romperse,
que nunca aprendió a bailar.
Es el sueño temeroso de despertarse,
que nunca aprovechó la oportunidad.
Es aquel que no querrá nadie,
que parece incapaz de ofrecerse.
Y es el alma temerosa de morir,
que nunca aprendió a vivir.
Cuando la noche ha sido tan solitaria
y el camino ha sido tan largo,
y tú pienses que el amor es solo
para los afortunados y los fuertes,
entonces recuerda que en invierno,
justo debajo de la fría nieve,
yace una semilla que, con el amor del sol,
en primavera se convertirá en la rosa

viernes, 20 de marzo de 2009

Para cuando despiertes


Caminé despacio, el sol acababa de salir rasgando la oscuridad, un disco rojo lleno de calor que me acompañaba hasta la subida a la casa, alejando la incertidumbre con que había pasado la noche, dando vueltas y más vueltas en la cama sin encontrar una salida a aquella situación que me tenía el corazón oprimido.
El paisaje divino, las aves volaban por debajo de mí, el rio era un hilo de plata, los árboles parecían bonsáis… no me sentí grande, me sentí más pequeña, pero más cerca de Dios.
No sabía qué hacer, si llamar a la puerta o usar la llave que tenía, decidí hacer lo segundo, era lo lógico, y sin hacer ruido entre en la cocina y cogí el viejo “jarrón” de la amama (abuela) aquel en el que ponía las flores que el aitite (abuelo) le traía del campo cuando dejó de usarlo de cafetera, él era un romántico de los que ya no quedaban y era más de gestos que de palabras, siempre que le traía flores la amama entendía que le decía con ellas: maite zaitut ( te quiero), y ella reprimía una sonrisa pero no podía evitar un suspiro de satisfacción.
Esta costumbre la hemos conservado en la familia, sobre todo las mujeres, y siempre que queremos expresar un sentimiento de cariño ponemos flores en el original jarrón junto a la ventana. Es nuestra forma de pedir perdón, decir un te quiero…sentirnos cerca de nuestros seres queridos.
El silencio de la casa era sobrecogedor, el ama (madre) dormía y no era mi intención despertarla, allí encontraría sus flores cuando despertara y sabría que no puedo estar alejada de ella, que aunque viva mi vida, la casa sería siempre mi refugio, dónde están mis recuerdos preferidos, mi infancia dibujada en las paredes y el lugar dónde siempre vuelvo a encontrar la paz de mi alma.

La bajada se me hizo más penosa que la subida.
Para cuando despiertes, querida amatxo, y veas las flores que te cogí, entenderás que nada ni nadie nos separará jamás.

Carol

Para Alix y Nuria con cariño.
Fotografía de Alix.


jueves, 19 de marzo de 2009

Se fue un día



Alma rota
corazón destrozado
lágrimas de sangre
sueños desgarrados.
Silencio doloroso
entorno a ella
laberinto sin salida
sin vuelta atrás
deseos de sus brazos
escritos en papel
olvido de sus labios
añoranza del ayer.
Se aleja indiferente...
lo sueña sin cesar,
perdido entre la gente
el que nunca volverá.



Carol

Premios




Silvia Beatriz me ha concedido dos premios que acepto encantada con mi sincero agradecimiento.
Joya para el alma y Amor

que recibió su blog: A MI SI y si a tí no...es tu problema!!


Muchas gracias.


Como todos los premios blogueros deben ser pasados a otros blogs, he elegido obsequiárselos a blogs que considero muy interesantes.
Premio Amor
A Luna, Blog de la iaia
A Medianoche, La noche más larga de medianoche
Premio Joya para el alma
A Nuria, Miradas y palabras
A Alix, Alixbao

viernes, 6 de marzo de 2009

Tu casa en soledad



El camino hasta tu casa
serpenteante y pedregoso,
plagado de hierba mala
se te hace muy penoso.
Al girar a la derecha
la fuente de fresca agua
te invita a beber en ella,
no te paras a mirarla.
Te ahoga la triste certeza
de ver la casa allí al fondo
en ese valle frondoso
vacía de sentimientos,
antes tan llena de sueños,
te invade la impotencia
saber que no será tu hogar.
Los muros se desmoronan
todo queda en ruinas,
los sueños, la felicidad
el futuro, ¿ toda una vida?

Lejos quedará en tus recuerdos,
cómo el amor que sientes,
amor no correspondido,
que se apagará para siempre.

Carol