Seguidores

jueves, 19 de marzo de 2009

Se fue un día



Alma rota
corazón destrozado
lágrimas de sangre
sueños desgarrados.
Silencio doloroso
entorno a ella
laberinto sin salida
sin vuelta atrás
deseos de sus brazos
escritos en papel
olvido de sus labios
añoranza del ayer.
Se aleja indiferente...
lo sueña sin cesar,
perdido entre la gente
el que nunca volverá.



Carol

12 comentarios:

Luna dijo...

Bueno, siguiendo el estilo de la anterior poesia, hablas de desamores, de despedidas, pero con un escanto especial, con mucho sentimiento.
Me gusta, Un besito, cariño.

Nuria dijo...

No imaginas cuantas imágenes me "han golpeado" en este poema, Carol...

La sonrisa que me ha provocado ha sido triste y victoriosa al mismo tiempo. Es extraño.

Gracias, te dejo un biquioñ muy grande

Nuria dijo...

Carol, te voy a poner en un compromiso. Acabo de ver una foto preciosa en el blog de Alix (unas flores enmarcadas en una ventana), e inmediatamente he pensado que a partir de ella a ti seguro que se te ocurriría escribir una pequeña historia...y a nosotros leerla, por supuesto.

Bueno, sólo es una corazonada que se me ha ocurrido, por si te apetece.

Un bico

Franziska dijo...

No hay nada más doloroso y más triste que el amor ausente y que se siente perdido para siempre. Has conseguiudo expresarlo muy bien.

Carol dijo...

Dentro de la desesperación que expresa , hay un deseo de olvido, escondido por ahí dentro del poema que al final casi lo despide con alegría. Pero no, pervive la tristeza en el tiempo, ya solo cuando se acuerda de él, muy de tarde en tarde.

Besos querida Luna.

Carol dijo...

Nuria, eres la sensibilidad personificada porque algo así tan sutil quería expresar, una sonrisa triste y victoriosa a la vez, me encanta tu comentario.


Acepto el reto de escribir sobre la fotografía de Alix. Algo se me ocurrirá...


Un biquiño bonita.

Carol dijo...

Franziska, las despedidas son muy tristes cuando son para mucho tiempo, pero cuando se sospecha que son para siempre hay una extraña mezcla de desespero y ¿resignación?,¿deseos de olvido por no sufrir más?

Algo así sería.

Gracias por tu comentario.

Nuria dijo...

¿Ves? a veces una fotografía, un poema, un relato, etc...puede encerrar un signifocado que alguien percibirá como suyo, porque lo ha vivido, porque lo recuerda, porque lo ha vencido...

Me alegra que te guste la idea de inspirarte en la foto de Alix, a mí me venían a la mente muchas sensaciones con esa foto, pero estoy segura de que tú sabrás hacerlo mejor que nadie.

Un abrazo, bonita.

medianoche dijo...

Qué hermoso detalle, me sorprendió tu regalo, me emociono mucho, gracias por pensar en mi, muchas gracias Carol, tu poema es triste, pero tiene la belleza intacta de ese amor que sin duda fue grande, te dejo un beso y mi corazón.

Gracias

Carol dijo...

Gracias a tí Medianoche por ser un ser tan especial .

Un abrazo.

seriecito dijo...

Perderse entre la gente y no volver... definitivo, es como desaprecer tragado por la tierra. Es una de las peores fomas de desaparecer, infiere impotencia.

Quizás haga falta esa descripción para poder empezar a olvidar e incluso para tener alivio.

Todo lo que termina es triste, pero cuando lo que se termina, es la relación con otra persona, hay también un rasgo de impotencia reprimida y algo de desesperanza, unidas a un sentimiento autocrítico..

Si ese final es traúmatico, peor.

En los aviones los aterrizajes suaves son menos impactantes que los bruscos, pero la espectativa entre temerosa y desconfiada no cambia. En realidad, todos queremos que acaben lo mas pronto posible. En definitiva buscamos volver a poner los pies en el suelo y no estar en el aíre.

Casi, casi como en las malas relaciones... ¡no estar en el aíre!.

Me gusta lo que escribes.

Salu2:

Carol dijo...

Me ha encantado la comparación del final de una relación con los aterrizajes, la verdad es que se parece mucho.

El recuerdo que queda de algunas relaciones el tiempo lo pone en el sitio justo en nuestros corazones y ya no hace daño, pero recordar sin angustias tampoco es malo al fin y al cabo todo lo que hemos vivido forma parte de nosotrolas.

Gracias por tus amables palabras.

Saludos afectuosos.