Seguidores

sábado, 6 de junio de 2009

SÁBADOS DE MERCEDES " Cinco razones para callar"

No sé si alguna vez habéis sentido el desprecio en vuestra piel y en el corazón solo…

Por haber nacido en un lugar determinado.

Por ser español.

Por hacerte sentir inmigrante en tu propio país.

Por ser menos rico que otros, teniendo las principales necesidades cubiertas con tu trabajo.

Por quién tenía menos cultura y creerse más cult@.

En todas estas ocasiones y en otras más, me callo, porque no merece la pena discutir o ni siquiera cambiar pareceres con quién se muestra así en sus palabras, haciéndoles esclavos de ellas, en estas ocasiones el silencio es la mejor respuesta, aunque por lo general pienso que callar es otorgar.

Pero sobre todo, me callo cuando no domino un tema, entonces solo escucho para aprender de los que saben y cuando mis palabras puedan dañar sensibilidades, porque cuando lo hago sin querer soy la primera en sentirlo.

Me habría gustado escribir una historia con estos silencios tan elocuentes, y otros, pero sería contaros parte de mi vida y ya pasaron a la historia.

Además de que cuando callo en ciertos momentos… hasta contarlos después... ¡cuesta!

Carol

Lee más silencios. Este sábado conduce Dorotea:
http://doroteafuldebenke.blogspot.com/

42 comentarios:

CASANDRA dijo...

tus silencios...me parecen que muchos son de los que lastiman, y habrá que aprender a que dejen de serlo, para liberar el alma de su peso. Callar para aprender, es muy sabio, Callar para no ofender, muy generoso. PERO SOBRE TODO ME ALEGRO DE QUE NO CALLARAS ESTE POST Y ESTAR AQUI LEYENDOLO. Un cariñoso abrazo.

Luna dijo...

Carol, si he sentido todo eso que dices, y, duele...
Pero he hecho como tu, pasado página....
Quienes no callaron y nos hirieron, de forma tan rastrera, no merecen nuestro recuerdo.
Tu y yo, como tantos, valemos más que eso...
Te quiero.
Un besito

tag dijo...

Me uno a Casandra y me alegro mucho de que hayas decidido contarnos tus 5 razones para callar.
Primero que nada, Bienvenida a los Sabados de Mercedes.

Y despues, decirte que no he sentido en el corazón ese desprecio,pero me alegro de que esos momentos vividos por ti pasaran ya a la historia.
Comprendo que no quieras hurgar en la herida, y que es mucho mejor pasar pagina.

Una vez leí que
"Se guarda silencio por el dolor que es incapaz de convertirse en llanto
Silencio cuando el llanto se agota y agota al que llora..."

Comprendo que cueste contar esos momentos, es mejor callar.

Un beso muy fuerte, Carol

Carol dijo...

Casandra, te lastiman cuando eres muy joven y sales de tu ciudad, lejos de tu familia y vas a otro lugar dónde encuentras estas actitudes de algunas personas, pero no en todas afortunadamente,
por eso callas, porque los que son así no merecen la pena que les dediques un segundo, a mí los que se creen más que nadie me resultan indiferentes.

Yo sin ser nada soy una persona digna de respeto, como muchas y con los años me he ido dando cuenta que soy mejor persona que esos que me intentaron lastimar.

Gracias por tus palabras un abrazo enorme.

Carol dijo...

Lo importante es saber que ante todo somos personas, de un lugar u otro es lo secundario.

Quién es uno, cómo es, el saberse merecedor de respeto porque así se lo tenemos a los demás sean en unas cosas “más” que nosotros y en otras “menos”.

Las personas que así se portaron no tienen mi respeto, eso por supuesto, pero disculpo a los que lo hicieron por ignorancia, que es tan atrevida, no a los que lo hacen por el mero hecho de despreciar. Con los años me he dado cuenta que algunos de aquellos desprecios eran envidias, no solo me lo harían mí, a todo lo que consideraran mejor que ellas. La vida enseña mucho, esta clase de personas existe y tú lo sabes porque lo has vivido.

Yo soy una persona sencilla pero satisfecha de sí misma, no por los logros de mi vida, si no por mi forma de pensar abierta y respetuosa con todos.

Por eso querida Luna estas cosas no minaron mi fe en mi misma, solo sentí pena por los que así sienten, pero hasta cierto punto, hoy ni eso.

Y lo más importante es que en todas partes hay seres buenos que dan sentido a esta vida.

Un beso grande, gracias por tu cariño.

Carol dijo...

Muchas gracias Tag por la Bienvenida.

Muchas veces contar ciertas cosas cuesta porque es mucho mejor no recordarlas, existieron, existen en algunos casos pero no merecen la pena.

Solo si hay que hablar de situaciones en las que callo, mis razones para hacerlo es que con quién hace esto no gasto palabras, presiento que no sirve de nada.

Un beso muy fuerte para ti Tag, gracias por tu comprensión.

alfredo dijo...

Carol:
Soñaste con ser el Hada del Agua y eso está por encima de cualquier controversia.

Toda esa otra gente sólo hace que vociferar en voz alta, destape su indignidad como personas.

Callar o no, que más dá, al final las cosas en su sitio.

Besos

Carol dijo...

Solo era un sueño Alfredo, de esos que tienen las niñas, imposibles, pero que ayudaban a vivir, si sabes bien tener los pies en la tierra.

Todos necesitamos un lugar dónde meditar, tejer sueños placenteros que no hagan daño a nadie, ni a nosotros mismos.

Muchos estarían mejor callados...estoy de acuerdo contigo, pero es el prudente el que se calla.

Saludos afectuosos, gracias.

Silvia Beatriz dijo...

Muchas veces guardar silencio es conceder, como bien dices... pero en ocasiones es una forma de tapar con la indiferencia a quien nos ofende. Muy buena entrada, Carol.
Besos!!!

Tèsalo dijo...

Me han tratado alguna vez con xenofobia, me pillaron hablando en otro idioma.
Se digiere muy mal.
De los demàs motivos, a mì no me ha faltado. Pero de la frunstaciòn que produce la injusticia en mi vida sì que existen testimonios. No parece rebeldìa sin causa proclamar que no se està contento en estos casos.
Pero es muy cierto, estamos solos y es bueno entonces, juntarse y defenderse.

Franziska dijo...

Para saber callar hay que ser más inteligente que para hablar, de hecho pocas personas sabemos administrar nuestros silencios.

Sé que no has pedido ningún consejo pero si quieres, tenlo en cuenta:
no permita que nadie te hiera y si no quieres sentirte víctima sólo hay dos caminos, pararle los pies a esa persona, haciéndole notar su mal comportamiento o cortar, tajantemente, la relación para evitar nuevas situaciones.

Quien tiene un comportamiento como el que expones, muestra lo poco que vale como persona y es seguro que tiene que sentirse mal consigo misma porque, antes o después, se encontrará con el vacío.

Todos, a lo largo de nuestra vida, nos hemos encontrado con personas así...si te sirve de consuelo saberlo. Yo he optado por defenderme de su presencia, cortar toda relación con ellas. Que lo entiendan, si quieren entenderlo.

Con afecto.

Carol dijo...

Gracias por tus palabras Silvia Beatriz. Reconforta saber que no soy única en ese pensamiento de que guardar silencio en determinados momentos es lo mejor que se puede hacer, siempre que quede clara esa indiferencia ante determinadas opiniones.

Muchos besos.

Carol dijo...

Sí Tèsalo sabe mal para qué lo vamos a ocultar, solo que tenemos claro que no merece pararse a sentirlo dos segundos más de los que tardas en darte cuenta que clase de personas son esas.

Es más triste aún que esto ocurra con compatriotas que son de la misma raza, religión etc, no debería suceder con nadie es muy cierto, pero si encima son seres cercanos que ves todos los días...

Saludos afectuosos.

Carol dijo...

Franziska yo acepto todos los consejos que son dados con la bondad del corazón como tú tienes y los agradezco mucho.

Nunca me he sentido victima porque era madura a pesar de ser joven y tuve que cambiar de ciudad por el trabajo de mi esposo, pero sé que mis hijos sin han sufrido, a pesar de haber nacido en esa ciudad, por algunas de las razones que he expuesto.

Por ellos no me callé, corté como me aconsejas, algunas de esas personas recapacitaron y me he encontrado con algunas años después que me han besado y dicho que me echaban de menos, es justo decirlo porque no tenían obligación.

Creo que a la larga cada uno ocupa el lugar que merece, a mí no me gusta pagar con la misma moneda, pero muchas veces la indiferencia es la única solución.

Un abrazo amiga.

chonoman dijo...

No hace daño quien quiere sino quien puede.
Existe un lugar donde echar las malas experiencias o las palabras hirientes: el saco del olvido.
Besotes.
Paola.
el desvan de la memoria

Nuria dijo...

Es difícil añadir algo más a todos estos comentarios tan coherentes y cargados de sentido.
A veces un silencio es la mejor arma, es una manera de situarte, de manifestarte, de desarmar a quienes se creen por encima del bien y del mal y con carta blanca para herirte.

Ese silencio les descoloca, por eso es una buena opción.

Y como dices, Carol, el tiempo te da otra visión de las cosas, y te confirma que has actuado de la mejor manera contigo misma.

Me ha gustado mucho tu reflexión, un biquiño grande

Maat dijo...

Hola Carol.

Yo también llego tarde a leerte pero me alegra encontrarte aquí.

Sólo decirte que la vida son etapas y que hay que ir cerrando unas y abriendo otras. Estoy segura que no van a repetirse esas malas experiencias. Vive e intenta cada día quedarte con lo bueno que te llegue. Lo demás...al saco del olvido.

Bienvenida y un abrazo muy grande.

Maat

Carol dijo...

Gracias Paola, ahí estaban estas razones para callar porque no merecían la pena. Causa olvidada.

Un beso, te agradezco tu comentario.

Carol dijo...

Sí querida Nuria y solo deben importarnos la opinión de los que nos quieren y queremos y todo lo demás carece de importancia.

Se sufre más cuando hieren a tus hijos que a una misma porque nosotras sabemos quienes somos y quién nos quiera, bien, y quién no pues están en su derecho aunque sea engañándose con sus propias palabras.

Biquiños Nuria.Gracias,cielo.

Carol dijo...

Hola Maat, no es tarde, yo puse el post muy tarde pero ha merecido la pena porque si me quedaba algún resquicio para el dolor, se cerró con tan buenos comentarios que me habéis hecho por los que estoy muy agradecida y feliz de ver que este mundo está lleno de buenas personas, que son las que importan de verdad y no las no lo son.

Besos, mil gracias.

Dorotea dijo...

Hola, Carol:
Tus razones para callar -ojalá las hirientes pertenezcan todas y cada una a tu pasado- son de las que comparto aunque he de reconocer que algunas no he experimentado nunca. Espero que vuelvas a hacerte oír y leer en este círculo de blogueros y blogueras de buena voluntad. ¡Bienvenida!
Un abrazo costasoleño.

Nuria dijo...

Es un síntoma de gran personalidad poder decir en voz alta lo que has dicho Carol, no todo el mundo supera los silencios que le han herido, se quedan dentro como una brasa, no como una cicatriz que sí, que está ahí, pero cerrada.

Biquiños, Stromkarl, (las hadas siempre han sido mi debilidad)

XoseAntón dijo...

Todos somos, ignorantes, enfermos, extranjeros, pobres, gordos, flacos, bajos...; todos nacemos con infinidad de carencias. Quizá la diferencia esté en que unos se autoengañan mejor que otros, quizá, y por eso se necesitan tanto las palabras; porque el silencio nos iguala.

Bikiños

seriecito dijo...

Carol:

Guardar silencio, en algunas ocasiones, es mucho mas que dar un gran discurso.

Hay silencios que son muy elocuentes y "peroratas" que solo son ruido.

La indiferencia es el mejor antídoto contra la estupidez, ni siquera el odio es mejor.

Quienes aprecian o no aprecian alas personas, por la ooincidencia en religión, credo político, lengua, lugar de nacimiento, color, sexo, etc, etc., que poco criterio tienen. Se quedarán solos o en un gran "corifeo" de ignorantes.

Escuchar atentamente un parecer discrepante, expuesto con mesura y respeto, es enriquecerse. Vociferar a quien es "diferente" es empobrecerse de modo importante.

Ante este tipo de "personajes" debo confesarte que yo también adopto como medida "el silencio elocuente y la mirada fija". Sin odio, solo con profunda indiferencia.

Carol, creo que debes felicitarte, no reprocharte.

Salu2:

Carol dijo...

Hola Dorotea, algunas siguen vigentes pero hace tiempo que dejaron de molestarme y el silencio es mi mejor respuesta por lo inútil que es hablar con determinadas personas, tienen sus ideas inamovibles y lo dejo estar.

Gracias por la bienvenida y por tus cariñosas palabras.

Un abrazo.

Carol dijo...

Nuria, Stromkarl quería llamarme en este blog pero el nombre no estaba disponible, me gusta este Hada de Agua porque es dulce y amable. Me gusta el mundo fantástico de las hadas. Algo que conservo de niña, cuando creía que existían.

Valiente no creo que sea yo, sensible sí, pero sin llegar a extremos, cuando me paso de sensible yo misma me riño y ser cobarde tampoco me gusta, diremos que soy prudente pero no dejo tampoco que me pisoteen, no sé si me explico Nuria, todo tiene un límite, dignidad creo que se llama.

Biquiños Nuria, tus palabras me ayudan mucho.

Carol dijo...

Hola XoseAntón, una visión muy interesante, sí, creo que siempre hay alguien, más guapo, más rico, más inteligente, con más cultura...
y todo lo contrario, por eso no hay que compararse con nadie, nos aceptamos intentando mejorar en lo que esté a nuestro alcance pero sin obsesiones.

Gracias por tus palabras.

Un abrazo.

Nuria dijo...

La sensibilidad nunca es mala bien dosificada, porque te permite percibir y aprender más allá de lo obvio, te enriquece.

Sólo te conozco a través de este medio Carol, pero mi intuición me dice que sí eres valiente. La valentía se puede demostrar de muchas maneras, no necesariamente obvias. A veces simplemente basta con una manera de pensar o vivir.

La valentía que se queda en las palabras se la lleva el viento ;-)

Biquiños, mi querida Stromkarl

Carol dijo...

Así es Seriecito, tú lo has expuesto perfectamente. Y sobre todo sin odios porque al único que hace daño es al que lo siente y no
merece la pena.

Gracias porque siempre tus palabras son un ejemplo de cordura, sensatez, las aprecio mucho y me valen mucho también.

Saludos afectuosos.

Carol dijo...

Nuria, yo me muestro en este medio tal como soy y podría llamarme de mil formas pero siempre sería la misma y escribiría igual, lo que siento, lo que pienso, con sinceridad.

Puedo estar equivocada a veces porque no seré yo quién piense que soy poseedora de la verdad absoluta, y no me cuesta rectificar si es así, no sé todo, sí estoy dispuesta a aprender.

De lo que más contenta me siento de mi misma es que intento por todos los medios no hacer daño a nadie a sabiendas y cuando lo hago sin querer lo siento en el alma. Por lo demás tengo mis defectos, como todo el mundo.

Besos querida Nuria.

Nuria dijo...

Eso ya es un gran logro, una gran cualidad Carol, no lo dudes.
Me alegra haberte encontrado a través de Luis.

Biquiños

Carmina dijo...

Cuanta razon tienes cuando afirmas que cuando callas un tema, hasta escribirlo cuesta, y es que lo hemos silenciado incluso en nuestra alma,para que no duela, ante el primer caso que cuentas tan extensamente, callar no es otorgar, sino mostrar indiferencia y duele mas ese silencio que un sinfin de palabras soltadas desde la rabia que solo sirven para provocar las burlas en aquellos que pretenden herirte.Con el silencio los dejas indefensos y sin posibilidad de seguir con su crueldad en ese momento... Sin duda la vida te ha enseñado cuando debes callar... y es una de las enseñanzas mas validas, eso no se aprende en ninguna universidad. Y el payaso que se ria de ti porque no has ido a una universidad, demuestra que el ha pasado por la universidad de puntillas, pero que esta no le ha dejado a el ninguna enseñanza, cultura y saber es usar el registro apropiado con cada persona, y sobre todo no menospreciar a nadie por lo que sabe o no sabe... por que la vida es un escuela tan valida como cualquier universidad. Besos

Nuria dijo...

A ver si he puesto bien el enlace, es un pequeño concurso literario:

http://www.alsa.es/portal/site/Alsa/menuitem.09a5a4fc964b2a1c46b446b4421000e5/?vgnextoid=03e4d1f3297f0210VgnVCM1000002301005eRCRD

Sé que no hay mucho tiempo, porque termina el dia 30, pero al verlo me he acordado de ti.

Biquiños

gustavo dijo...

car0l, en realidad n0 has calllad0. has sid0 tan el0cuente, que ...sabes, te d0y un bes0.
gracias, car0l.

Carol dijo...

Gracia Carmina por tu comentario, tan acertado, lo curioso es que fue una persona que no fue a la universidad y que sus estudios estaban por debajo del nivel de los mios, por eso digo que la ignorancia es muy osada y ante estas palabras te quedas muy sorprendida, es una forma de intentar herir como otra cualquiera, si yo fuera universitaria, pues habría atacado por otro lado porque como no somos perfectos...ni poseedores de todos los dones y cualidades que se puedan tener...

Sinceramente te digo que yo ya no hablo de estas cosas, me parecieron unas razones como otras cualquieras para poner en el escrito, pero aunque algunas aún me las hacen

Carol dijo...

(Sigo Carmina, algo ocurrió y salió el comentario antes de tiempo)...Te decía que algunas de ellas siguen vigentes, pero a mí solo me importa la opinión de las personas que quiero y no entro en ese juego absurdo de valorar opiniones que estén fuera de lugar.

Abrazos Carmina.

Carol dijo...

Muchas gracias Nuria por tu interés pero no me he planteado mandar mis escritos a concursos, la verdad es que no me siento capaz.

De todas formas te agradezco mucho que me envies la dirección.Le haré un visita a ver que tal.

Muchos besos Nuria.

Carol dijo...

Hola Gustavo, opino que existen silencios que son muy elocuentes, y en determinados momentos y antes palabras necias es lo ideal hacer.

Gracias por tu comentario.

Un abrazo.

Carol dijo...

A todo el que no he dado la Bienvenida a este blog al responder en su primera visita, le ruego que me disculpe, es una norma que tengo, me alegra mucho vuestra visita y la agradezco de corazón.

Nuria dijo...

Bien, sólo por si acaso.... ;-)

tag dijo...

Querida Carol,

El proximo sabado ya tenemos conductor para el Sabado de Mercedes.
Es XoseAnton,
http://calenturasfrescas.blogspot.com/
y el tema que propone es Una Carta al Primer Amor.
Entra en su blog,que alli lo explica.

Asi, tenemos tiempo de ir preparandolo.

Un beso

Carol dijo...

Muchas gracias Tag, eres un cielo avisándome con tanto tiempo.

He puesto unos premios en el blog, espero que los aceptes, te los mereces.

Besitos.