Seguidores

sábado, 20 de febrero de 2010

Vacío... que fue.



Sentí un gran vacío en el alma
una inmensa soledad física
llanto en los ojos, sin lágrimas.
Un cielo sin puntos suspensivos
tenía para llenar de estrellas
en las noches claras contemplarlas
superando la pena que causa tu ausencia
sin temor a que se rompiera
con estruendos y relámpagos,
los rayos de tu indiferencia
hace tiempo consumieron
la llama que dentro de mí ardía
y la lluvia del olvido mansa y fría
borraron toda huella de un amor
que solo me causó penas y desdichas.
Dentro de mi creé un santuario
dónde mi alma en silencio medita.
En el último inventario
ni en el Debe ni en el Haber
e l asiento con tu nombre aparecía.


Carol

24 comentarios:

Neogeminis dijo...

A veces, escribir sobre un amor truncado hace mucho bien para el alma. Es bueno encontrar la manera adecuada para desahogarnos.

Que tengas un buen domingo.

ALIX dijo...

Como siempre genial Carol.
Muchos Musus Potxola

medianoche dijo...

Que hermoso Carol, es un poema grandioso.

Besos

sara dijo...

Un poema precioso, Carol. Escribes genial y siempre es un placer visitarte y leer cosas tan bonitas como estas.

besos y abrazos de tu niña gallega

sara

LUNA dijo...

Has descrito como nadie, las distintas fases de un amor que se vá.

Pero lo más sabio, el final, y, redundando, saber darle un final. Nada en el debe ni en el haber... sabio final!!!!
Un besito, querida amiga.

Franziska dijo...

Muy hermoso, sincero y bien resuelto.

A causa de otras actividades, no puedo ocuparme de visitar a mis amigos de Internet. Creo, por tanto, que es lo más razonable decidirme a realizar una parada y que todos sepaís por qué. Volveré en cuanto tenga tiempo suficiente.

Quiero que sepas cómo estimo la relación que hemos tenido y confío en volver pronto. Un abrazo

Carol dijo...

Aprendemos de lo bueno y de lo malo que nos ocurre, la vida es un aprendizaje que no se acaba nunca, las experiencias tienen que servirnos para no caer en los mismos errores y sobre todo pasar página, algo muy duro que cuando se consigue llena de placidez el alma.

Abrazos, Mónica.

Carol dijo...

Gracias Alix, eres un cielo.

Musuak potxola.

Carol dijo...

Te agradezco esas palabras Maria Rosario.

Un fuerte abrazo.

Carol dijo...

Mil gracias por tus palabras Sara.

Es un orgullo tener una niña tan dulce, inteligente y sensata como tú, tu madre puede estar orgullosa.

Un fuerte beso mi niña gallega.

Carol dijo...

Pues sí querida Luna, pasado el tiempo hay que desechar ciertos sentimientos que dejaron un daño en el corazón.

Los trasteros también hay que limpiarlos, de cosas inútiles sobre todo.

Muchos besos.

Carol dijo...

Gracias por tu estima que es reciproca Franziska.

Te agradezco la amabilidad de venir a comunicarmelo y espero que vuelvas pronto pues te echaré de menos.

Te doy un fuerte abrazo y besos.

mimbre dijo...

Hola Carol...
GRACIAS AMIGA, por tus palabras, las necesito realmente. Pronto volvere a la normalidad del blog, por el momento no tengo voluntad de nada...
Un abrazo enorme
Osvaldo

CAS dijo...

Qué hueco, qué vacío, qué pena ese asiento vacío en el balance. Hoy duele, quizá pase pronto a ser un trazo leve, que señala su paso por nuestras vidas y nada más.
Bella nostalgia la tuya.
Besotes.

Carol dijo...

Osvaldo, gracias por tu visita en estos momentos tan tristes que estás viviendo y deseo superes lo antes posible.

Tómate tu tiempo para volver pero lo dejes de hacer porque tienes muchos amigos que te aprecian y sentiríamos que no remontaras el vuelo.

Un fuerte abrazo de amiga para ti.

Carol dijo...

Son dolores pasados que ya no significan nada.

Es lindo recordarlo así sin que causen el mínimo sentimiento. Superado.

Besos Cas.

Nuria dijo...

Cuando ya no duelen y se ha asentado el frío dentro, es más fácil.
Lo he releido varias veces Carol, es un poema si me permites decirlo "redondo" pleno...eres una artista de las palabras :-)

Biquiños

Carol dijo...

Hola querida Nuria, te echaba de menos, espero que estés bien.

Es un poema antiguo quería traer al blog.

Gracias por tus palabras, me emocionan.

Biquiños y abrazos.

medianoche dijo...

Hola Carol, pace a saludarte espero que estés bien.

Besos

tag dijo...

Carol,

Aunque no he comentado, he venido varias veces a leer este poema, porque me hubiera gustado saber escribirlo en un momento de mi vida, y dedicarselo a alguien que me hizo sentir ese vacio en el alma.
Pero al final, el tiempo todo lo cura

Un besito

Carol dijo...

Sí María Rosario, estoy bien solo un poco ocupada, muchas gracias por tu interés.

Besos y abrazos.

Carol dijo...

Querida Tag, cuando se ha amado tanto es muy difícil olvidar, además con el tiempo tendemos a minimizar las cosas malas que hubo en una relación salvo que fueran muy graves, de tal forma que haga imposible siquiera una amistad con esa persona que significó tanto en nuestra vida. El tiempo es un buen aliado para llegar a olvidar siempre que se esté convencido de que no merece la pena sufrir más y que hay que abrir el corazón a nuevos sentimientos que, a veces, aparecen sin nosotros buscarlos.

Te eché de menos, pero sabes que respeto que aunque seas amiga no desees opinar sobre algo que yo escriba, por la razón que sea y que es muy tuya, aunque no imaginé que fuera por lo que dices. He leído otra vez la poesía y le he encontrado más sentido, es como si hubiese cobrado más vida después de tus palabras.

Gracias Tag.

Besitos, muchos.

medianoche dijo...

Carol, gracias por tus palabras bella dama, espero leerte pronto amiga, vamos a escribir que lo haces de maravilla.

Besitos

Carol dijo...

Muchas gracias a ti María Rosario por ser tan amable.

Debería de escribir más, tienes razón, pero hay temporadas que no encuentro el momento oportuno y el tiempo se me va de las manos.

Un fuerte abrazo.