Seguidores

miércoles, 3 de febrero de 2010

Noche oscura


Pasaron aquellas maravillosas noches de luna llena. Se hizo noche oscura, todo se volvió oscuridad. Ni una estrella en mi firmamento cubierto de nubes.
Un viento helado barrió lo sembrado, desarraigó sueños, proyectos, dulces esperanzas, alegrías futuras, la oscuridad abarcó con sus terribles garras mi corazón enamorado, lo sacudió como si fuera reversible dejándolo vacio de todo lo bueno y yo…dejé de ser…
Ahora no sé quién soy, qué quiero, a dónde voy…
Existo…cómo…:
La brisa que no se ve.
La sombra que pasa inadvertida.
El perfume de una flor que nunca percibimos.
El beso que queda flotando en el aire.
La lágrima que callada recorre la mejilla.
El sonido desacompasado de un cansado corazón.
La tierra seca que espera la lluvia.
La niña que sueña con no dejar de serlo.
La sonrisa que murió en los labios antes de darla.
La imagen que a tus ojos no llega.
La voz sin sonido que muere en los labios.
La mano inerte que abrirse quiere a los demás.
El alma que, sin cielo, en la tierra pena.
El corazón sin tiempo que espera un soplo de amor para revivir.
La poesía que el poeta guardó para siempre en un cajón.

Tal vez menos soy, pero, ¡aún soy persona!


Carol

9 comentarios:

seriecito dijo...

Carol:

Cuando está a punto de amanecer la obscuridad se hace mas intensa.

Excelente tu poesía, de una gran sensibilidad, como siempre.

Salu2:

CAS dijo...

SOS, ERES, te leí recién en lo de Tere, y senti que hacía tiempo que no pasaba por tu casa y extrañé leerte.
SOS, ERES, muchas cosas, ya te he dicho que para mi lo más que me pareces es un ser exquisitamente sensible.
En algo esas palabras tienen razón, en tu discreción para marcar tu presencia, como el perfume...se siente, está.
Un fuerte abrazo.

salvadorpliego dijo...

A pesar del desamparo, siempre hay una salida… Un cierre que mira hacia el future.

Un placer leerte.
Un fuerte abrazo.

medianoche dijo...

Hay querida Carol tus letras están dejando un mensaje, así me sentía yo hace pocas horas, ahora pienso, medito y creo que pasa como la tormenta mas desbastadora, el sol saldrá, tiempo de no leerte, no se pero voy a enlazarte de lo contrario te pierdo, gracias por pasar.

Besos

sara dijo...

Que bonita poesía Carol, aunque un poquito triste, siempre hay luz ...

Muchos besos y buen finde.

Sara

LUNA dijo...

Mientras no dejemos de ser personas, aunque dormidas, todas nuestras capacidades de sentir, de amar, de ver, de esperar, estarán latentes, esperando un nuevo soplo de brisa de vida para resurgir con toda fuerza y esplendor.

No dejemos que nada nos aniquile.
Ser persona...
Que infinidad de sensaciones de sentimientos complejos y entrelazados.
Los del corazón de un ser humano....
Infinitos....


Un beso grande, querida amiga, toda tu eres poesia.

Carol dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios queridos amigos, los leo y releo porque me ayudan mucho a ver la luz, que a veces se nos olvida que siempre amanece y que no debemos perdernos en las noches oscuras del alma.

Tener paciencia en los malos momentos, esperanza de que después
de todas las tormentas llega la calma.

Que sobretodo nos tenemos a nosotros mismos y somos merecedores de querernos bien sin mimos ni consentimientos pero sí con cariño y respeto a lo que fuimos, somos y queremos seguir siendo: personas dignas, se puede perder todo menos la dignidad.

Un abrazo sincero lleno de cariño para vosotros.

Seriecito, Cas, Salvador, Rosario,
Sara, Luna, mil gracias por estar ahí.

Nuria dijo...

Por muy oscuro que sea el momento (y aunque nosotros no seamos capaces de verlo) siempre saldrá la luz.

En los momentos más oscuros, hay que intentar ver interiormente la luz, para que nos empuje, para que nos ayude. No es fácil, pero hay que intentarlo, por lo que tú dices, porque somos personas....

Biquiños

Carol dijo...

Como siempre, Nuri, tienes mucha razón, muchas veces hemos vuelto a ver la luz después de mucha oscuridad, lo que ocurre es que a veces ese periodo de tiempo se nos hace eterno y parece que nunca acabará.

Un beso enorme y muchas gracias por tus sabias palabras que siempre tengo en cuenta.