Seguidores

lunes, 1 de diciembre de 2008

Nunca nos quedará París


Quise soñar despierta
siguiéndote en silencio
caminando tras la estela
que tus pasos abrieron,
con los ojos abiertos
y los puños cerrados
ahuyentando el miedo
que quería invadirme
mezclado con llanto.
Tu alma es buena
quedó demostrado
aún así…
Sin proponértelo siquiera
mataste lo más sagrado.
De la mía recogí los trozos
y con el corazón en bandolera
me voy lejos de tu estrella...
De nuevo podré soñar con todo.
Carol

7 comentarios:

seriecito dijo...

Me quedo con la última linea, porque poder soñar con todo, aunque sea después de un mal trago es todo un logro... Me gustan los finales con esperanza.

Salu2

luna dijo...

Me uno al comentario de seriecito, pero con la línea anterior también

Me voy lejos de tu estrella.....
De nuevo podré soñar con todo.

Eso es muy importante. Saber apartarnos de lo que nos daña, y aunque sufriendo (...con el corazón en bandolera...), reaccionar, alejarse y volver a empezar.
Pero con una esperanza positiva.
...de nuevo podré soñar con todo...

Quien es capaz de hacer estas reflexiones, seguro que será feliz!!!

Un besote-

Nuria dijo...

Me gusta lo que transmiten tus palabras, Carol.

También me quedo con esta última estrofa:
"De la mía recogí los trozos
y con el corazón en bandolera
me voy lejos de tu estrella...
De nuevo podré soñar con todo"

Es difícil tomar distancia, pero ayuda mucho a ver las cosas con perspectiva. Lo sé, no se consigue inmediatamente, cuesta avanzar, pero hay que hacerlo... y meter en esa bandolera el cariño de las personas que te quieren y siguen a tu lado.

Un beso

PD.No me he olvidado de lo de las fotos, a partir de este fin de semana espero empezar a disponer de más tiempo y te lo explico.

luna dijo...

Carol, me permites poner tu link, como uno de mis preferidos?
Me gustaria mucho.
Un beso

Carol dijo...

seriecito, a mí me encantan los finales felices, pero como es muy difícil que siempre ocurran al menos dejar una ventana abierta a la esperanza, no olvidar en los peores momentos que después de la tempestad viene la calma.


Saludos

Carol dijo...

Pues sí Luna, saber apartarse de lo que nos daña, hacerlo antes de naufragar y tener que recoger los restos del naufragio, es de valientes.

Pero… a veces no lo vemos tan claro y creemos conseguir capear el temporal hasta que este nos engulle y destroza del todo, entonces con la certeza de que ya todo ocurrió mirar al horizonte llenos de esperanzas es una obligación.

Es para mí un honor que pongas mi link entre tus preferidos, muchas
gracias.

Un beso.

Carol dijo...

"cuesta avanzar, pero hay que hacerlo... y meter en esa bandolera el cariño de las personas que te quieren y siguen a tu lado."

Yo me quedo con esta frase tuya tan sensata y reconfortante, Nuria.
Si al menos hacerlo por los que nos quieren y sufren cuando nos ven tristes.

No te preocupes por la explicación, me la darás cuando puedas tener un ratito, todos vamos fatal de tiempo, ya me ves a mí que casi no puedo entrar en el blog por falta del mismo.

Un besito.