Seguidores

jueves, 20 de noviembre de 2008

Bajó mi telón


Inesperadamente, sin fecha, ni hora, sin aviso previo, se levanta el telón y te encuentras en medio del escenario sin saber el guión ni haber ensayado, sin tener la menor noción de si al director le gusta tu forma de inventar guiones y la forma de interpretarlos.

Por no saber… ni siquiera cómo actuar cuando hay mal ambiente en la compañía, de que lado está la razón del director, si te gusta o no la puesta en escena; todo se va convirtiendo en preguntas sin respuestas llegando a ser una obsesión el no saber si es lo correcto en lo que pones el empeño.

Llega el momento en que el telón empieza a bajar lentamente para ti y ya no puedes evitar el tener que hacer mutis por el foro, dejar que los demás sigan en escena olvidando que todo fue una aventura en la que te viste inmerso por unos días, o meses, tal vez años, pero que como todo en la vida un día acaba y tienes que volver a ser el que eras, tal vez con los sueños cumplidos, con los sueños abandonados, con la sensación de haber hecho un atroz ridículo o haber conseguido odios inmerecidos hacia tu persona.

-Se acabó- te dices.
-Ya no podía más- sigues diciéndote.
-Me marcho de aquí- y vas encontrando alivio mezclado con unas dosis de amargura, desilusión, y la triste certeza de haber estado perdiendo el tiempo cuando podías haberlo aprovechado en otras cosas.

Te dices que si no lo hubieras hecho no sabrías de qué iba y así como a un niño te consuelas con las palabras más tontas que imaginarse pueda porque consolarse hay que hacerlo por el bien de nuestra salud mental y porque todo el mundo tiene derecho a equivocarse en esta vida varias veces a lo largo de ella, aunque sea tropezando con la misma piedra…

Sin mirar para atrás y... “a lo hecho, pecho”.
Carol

12 comentarios:

seriecito dijo...

Nada hay que enseñe tanto como el análisis sereno de los errores pasados. No los podemos rechazar, como si fueran actos impropios, antes mas, debemos analizarlos y sacar enseñanzas.

Cuando no asumimos lo que nos ha sucedido, nos colocamos en mala poción para afrontar el futuro. Pero ninguno de los dos debe hurtarnos el presente, que es donde vamos a pasar el resto de nuestros días.

Salu2

Nuria dijo...

A veces mirando atrás nos preguntamos cómo pudo ocurrir, o si simplemente seríamos los mismos sin haber vivido esa experiencia.

Intentamos comprender, para después asimilar lenta y dolorosamente, y finalmente convivir con ello.

Pero en ese camino, amargo, triste, lento, lentísimo, hemos de encontrar la fuerza para empezar de nuevo.

Todo el mundo tiene derecho a equivocarse, y puede reumir el valor de rectificar, no lo olvidemos. Si quiere hacerlo.

La distancia que otorga el tiempo nos permite analizar mejor... pero primero ha de transcurrir.

Un beso Carol

luna dijo...

Bravo!!!! Bravo!!!! Bravo!!!Bravo por tu temple! Por decidir dar por terminado tu papel en la obra
"Lo que pudo haber sido y no fué"

No era una buena historia, el personaje central, tenía que sufrir, el guionista dejó que los personajes se le fueran de las manos, su guión perdió el argumento.



Pero no importa, ya sabes qué guiones y ficciones no te convienen.

Pero no te sientas mal!!! Tu personaje ha sido fiel a su guión, ha dado todo de sí, pero la obra tenía fallos de coordinación y engranaje de los personajes, De concepto.
Ya analizarás otros guiones, que esten más claros, bien estructurados, y en los que te puedas sentir feliz, tranquila, desde que se levante el telón, en el intermedio, y deseando ,que cada dia, pueda repetirse la misma
historia de amor.

Se ha bajado el telón, no te asomes por debajo, déjalo cerrado, se apagan las luces.

Sal a la calle, la brisa acariciará tu rostro, moverá tus cabellos, se llevará tus cuitas y sentirás como tus labios esbozan una sonrisa...

Mañana lucirá el sol

Un beso

Carol dijo...

Gracias por vuestros comentarios llenos de sabiduría, con los de Luna he reído un montón, levantan el ánimo, eres un encanto.

Afectuosos saludos, Nuria, seriecito, Luna.

luna dijo...

Me alegro de haberte hecho reír.NO DEJES NUNCA DE HACERLO. Es el mejor antídoto del alma.Cuando te sientas mal, no llores, sé indulgente contigo misma y sonríe y di: "Bueno, Carol,punto y aparte .Que le vamos a hacer!!!Pues tomar nota y volver a empezar...

Escribes muy ,muy bien! Seguro que no descubro nada, ya te lo habrán dicho.

Un beso muy fuerte.

Nuria dijo...

Estoy de acuerdo con Luna, me gusta mucho cómo escribes, sigue haciéndolo por favor.

Y aunque cueste (y no soy el mejor ejemplo para darte ahora mismo), sonríe, primero una vez al día, después dos, y así cada día un poquito más.

Busca las pequeñas cosas que te hagan sonreir...

Yo cuando necesito sonreir "por narices" busco a mis sobrinos, chiquititos aún, les miro, les escucho, me tiro por el suelo con ellos, dejo que me besen y abracen, y por unos instantes esa sensación de "felicidad pura", es lo único que importa.

Y cuando vuelven los momentos grises, piensa en ello, tenlo como una fotografía en la cabeza. Cuesta, pero es un buen ejercicio.

Perdón por el rollo, es que hoy es un día duro, así que después de comer, me he ido corriendo a su casa a verles...durante ese rato, se me olvida todo.

Y ya me callo, porque acabaré inundando el teclado, jejeje...

Un beso Carol

luna dijo...

Si no os burláis de mi, os cuento una cosa, pero que es verdad.

Un ejercicio que me aconsejó una psico-terapeuta, en un momento muy bajo de mi vida, en que lo tenía todo por los suelos, lo primero la autoestima, fué:

Todos los dias, nada más levantarme, tenía que delante del espejo, sonreír y decirme:

Hola! Te veo muy bien. Estás muy bien, vas a pasar un dia muy bueno.
Tienes mucha suerte. Un buen marido, hijos, amor, etc. etc.

Cada dia la lista de lo bueno iba aumentando y todo se iba positivando.

Hay dias en que nuevamente tengo que ir al espejo y decirle. "Maruja, que bien estás, que suerte tienes".Eres una tía estupenda!!! Venga, adelante.

Otra cosa que me sacó completamente de ese pozo fué:

Siempre que me preguntaban ¿Como estás? Contestar "Estupendamente".
La mente es muy poderosa!!!

No os exagero nada si os digo: No tengo problemas importantes. Soy feliz, Estoy siempre contenta. Me encanta reír y lo hago muy amenudo , tengo buenos amigos, un marido maravilloso. Unos hijos y nueras fantásticos y tres nietas, 6, 5 y 2 años y otra para febrero, que son mi locura.

Y solo pido eso de "Virgencita, que me quede como estoy"

Y ya no lo hago o digo para convencerme. Es que es así.

Ni siquiera tengo los achaques popios de una menopáusica jajaja.

Espero que os sirva.
Para colmo, me meto en este mundo del blog y os encuentro.....

Que más puedo pedir?
Bueno pues para prinipio de año, empezar el mío, que se llamará Teselas....

Trocitos de mi vida...

Mañana me voy a Ithaca, en el Estado de N.Y, cerca de Canadá, a ver mi hijo, mi nuera y mi nieta Carla, de 5 años.

Estoy tan contenta que no me puedo dormir.
Intentaré conectar desde allí.

Un beso muy muy fuerte.

Nuria dijo...

Yo voy a intentar eso querida Luna, mañana lo voy a intentar nada más levantarme, aunque me mire a espejo y sienta que no puedo. No tengo marido ni hijos, pero bueno, algo encontraré....

Os voy a decir una cosa, cuando empecé mi blog, de manera torpe, sin saber muy bien cómo va esto, como terapia, como válvula de escape, ni por asomo pensé que encontraría a personas tan interesantes como vosotros...

Espero que el viaje te vaya bien Maruja, y disfruta de cada minuto con tu hijo y su familia. Te echaré de menos, en serio (por si acaso, tienes mi correo en mi perfil).

Perdona esta invasión de tu blog Carol, a veces estos momentos no se pueden dejar escapar.

Si al menos te hemos hecho sonreir un poquito, habrá valido la pena.

Un besiño grande.

Carol dijo...

Luna, eres una mujer extraordinaria, me alegra mucho conocerte, con personas como tú, Nuria y seriecito el mundo es mucho mejor y la vida gana en calidad y calidez, no tengo bastantes palabras para agradecer vuestra presencia en este blog.

Alguna vez mis amigas me dijeron que escribía bien pero pensé que eran muy benevolentes conmigo, si así os lo parece a vosotros que no teneis ningún compromiso conmigo pienso que sois sinceros.

Miles de gracias.

Luna que te diviertas mucho en tu viaje, estás muy lejos de España.

Hasta pronto. Cariñosos saludos, amigas.

Nuria dijo...

Carol,"un amigo es aquel que te dice inclluso lo que no querrías oir" no recuerdo de quien es esa frase...

Tus amigas tienen razón, no dejes de escribir, me encantará compartirlo.

En tus palabras a veces encuentro muchos sentimientos o sensaciones que yo no se describir, pero que están "aquí" dentro.

Un biquiño

Carol dijo...

Un buen amigo o amiga debería estar obligado a decirnos la verdad, lo que piensa, sin embargo ese mismo cariño que siente por nosotros le puede volver más complaciente o benevolente con lo que hacemos, no ser tan críticos y sin pretenderlo dejarnos hacer cosas que no deberámos, por esto le ruego a mis amigos que dejen a un lado el cariño y me hablen con sinceridad.

Besitos Nuria.

Nuria dijo...

Cierto, pero si son amigos de verdad, de esos con mayúsculas, pocos, escasos, con el tiempo y el cariño sabrán que esperas sinceridad.

Para aduladores, ya tenemos a los demás, ¿no?

Se pueden decir las cosas con sinceridad y con cariño.

Un abrazo Carol