Seguidores

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Septiembre…un mes ideal para volver a empezar.




Cierto que a lo largo de nuestra vida morimos y volvemos a renacer varias veces, espiritualmente, es inevitable y conveniente para darnos cuenta de que muchas veces “nos quejamos de vicio” y solo cuando perdemos lo que tenemos aprendemos valorarlo.
Vamos perdiendo en juventud y ganando en sabiduría y nos decimos: “si hubiese sabido esto antes que distinto habría obrado”. Esta es una frase que me repito mucho aunque suelo echar pecho a lo hecho ya que toda mi vida he intentado ser una persona sensata que piensa lo que va a hacer antes de actuar y pocas veces lo hago sin mirar los pros y los contras, esto no quiere decir que no me arriesgue si no que no me lanzo al vacío a ver qué pasa después.
Hace tiempo que soy feliz con pequeñas cosas y sobre todo con los afectos de los demás. Prefiero la amistad sincera al mejor de los adornos y el amor incondicional a la más cara de las joyas, sé que cuando me vaya a “otros mundos” no me llevaré nada más que el amor que me hayan dado y lo que haya aprendido para llenar los huecos de mi ignorancia que es mucha comparada con todo el saber que se puede llegar a tener y en esto me conformo con tener las ideas claras y convencida de que no podemos llegar a saberlo todo pero que es muy necesario alcanzar el conocimiento imprescindible para caminar por este mundo.
Lo primero es que debemos querernos y respetarnos a nosotros mismos para así poder querer y respetar a los demás, no es tarea fácil pues ninguno hemos podido salvarnos de sufrir traumas en la niñez, algunos muy insignificantes comparados con otros, pero sean como sean debemos superarlos y aceptar que son gajes del oficio de vivir porque de no hacerlo nos pueden llegar a amargar una vida llena de cosas buenas que no sabremos apreciar anclados en esos acontecimientos que sin quitarles importancia…no sean la piedra en el camino que nos impidió seguir avanzando en alcanzar la madurez suficiente como para aprender que el dolor no nos deja crecer, que estamos de paso, nos iremos y otros vendrán, que es una obligación intentar ser y hacer felices a los demás.
Procuremos llegar a ser mejores personas partiendo de lo que tenemos, mejorándolo, aprendiendo de los libros, los buenos ejemplos y apoyándonos en los que nos aprecian pues tantas veces necesitamos un abrazo, una palabra de aliento o consuelo y consejos que nos alumbren en las horas de incertidumbre. No hagamos una isla de nosotros mismos y si así lo hiciéramos al menos construyamos puentes para que el que lo desee se pueda acercar porque solo tratando a nuestro semejantes podemos llegar a conocerlo en todo lo que valen.
Es muy importante estar en posesión de uno mismo (no confundir con estar poseído de uno mismo) porque así será más difícil que las opiniones adversas dichas con mala intención nos minen la moral, la seguridad en nuestros criterios que se deben basar en ideas y sentimientos honestos harán que nuestra dignidad esté por encima de todo y sea el más importante pilar en el que apoyarnos.
Hoy me basta con una sonrisa de tus labios para sentirme la más feliz de las personas con el precioso regalo de tu tiempo: el que dedicas a leerme.

Gracias

Carol

28 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Realmente ha sido un placer leerte, y....ver los puntos en comun en nuestro transitar por la vida.

Creo que las visitas a tu lar seran gratisimas.

Cariños

tag dijo...

Carol

Cuanto me alegro de tu regreso.
Y cuanto te he echado de menos.

Miraba la puerta vieja de la foto que nos dejaste, y .... nada, pensaba "hoy todavia no hay nada nuevo".
Y acabo de ver tu entrada ahora mismo, y aunque es tarde y no sé si ya desvarío de sueño,no podía irme a dormir sin decirte

¡Bienvenida!

LUNA dijo...

Cualquier mes, cualquier momento es bueno para volver a empezar.
Es un regalo que nos hace la vida.
La oportunidad de poner un punto y aparte y cambiar de rumbo nuestra vida, con la sabiduria de lo vivido y los sueños de lo que nos queda por vivir.

Me alegra mucho verte de nuevo por aqui.
Me pasaba como a Tere, que veía la puerta cerrada...y acabo de verla abierta y he decidido entrar, darte un beso y un abrazo y decirte de todo corazón:
Hola, me alegro en verte de nuevo, querida amiga.

CAS dijo...

Querida Carol, hace unos días pensé en ti, y estuve tentanda a dejarte un mensaje. Pero muchas veces nos quedamos en la intención... que mal!!! jajaj
Por suerte volviste y me alegro montones porque tu presencia además de grata se nota muy sincera y cariñosa: cómo no habrías de hacernos falta entonces?
Aquí estamos, y te digo que cuando viajes hacia otras tierras, por cierto que te llevaras mucho cariño, del mío, mucho!!!
BESOTES, Y BUEN REGRESO.

Carol dijo...

Bienvenida Abuela Ciber, me alegra mucho que tengamos puntos en común a la hora de caminar por la vida.

Gracias.

Cariños.

Carol dijo...

Gracias querida Tere por la bienvenida, me he retrasado más de lo que esperaba pero el verano ha sido muy corto para mí, ahora espero tener más tiempo para mi blog y los de mis amig@s.

Lo que os decía en la entrada, vuestro tiempo es un regalo especial que espero ganarme con mi cariño y respeto hacía vosotros.

Un fuerte abrazo, preciosa.

Carol dijo...

Luna querida, no sabes cómo os he echado de menos pero ya sabes que hay momentos en los que no alcanzamos a hacer todo lo que queremos y tenemos que elegir, bueno, no solo elegir es que lo primero son las obligaciones y después las "devociones".

Como siempre tienes toda la razón del mundo, cualquier momento es bueno para volver a empezar y mejor no dejarlo pasar demasiado.

Os dije que dejaba la puerta entreabierta, si la hubiese cerrado definitavamente os lo habría comunicado así.

Gracias por tu cariño y amistad tan valiosa para mí.

Un fuerte abrazo amiga mía.

Neogeminis dijo...

Me alegra tenerte de vuelta, Carol!...ya sea otoño o primavera (según sean los hemisferios) la fecha es buena para reiniciar y reencontrarse!

Te dejo un abrazo renovado!

Carol dijo...

Te doy infinitas gracias por ese cariño Cas, que es recíproco y la alegría de tu comentario me alegra mucho el alma.

Como le digo a nuestras amigas, tenía pensado volver y solo algo muy importante me lo impediría, aún así, intentaría por todos los medios poner una despedida definitiva, un adiós para siempre y no dejar a los amigos sin saber a que atenerse.

Pasó el tiempo, cambiaron las circunstancias y de nuevo nos vemos, es para estar muy contentos porque encontrar personas tan buenas como vosotros es algo para sentirse privilegiados y así me siento yo.

Un fuerte abrazo encanto.

Mar dijo...

Bienvenida de nuevo a la blogosfera. Y como comentan, cualquier momento es idel para volver a los buenos hábitos.

Bss.

Carol dijo...

Cierto, Mónica, depende de los hemiferios, vosotros ahora entráis en la primavera.

La verdad es que a mí el otoño me encanta, más que el verano, pero después preferiría saltarme el invierno y aparecer en en la bella estación primaveral.

Me alegra mucho saludarte, volver encontrar a personas tan encantadoras.

Un fuerte abrazo para tí.

Carol dijo...

Mar, qué alegría saludarte.

Espero ponerme pronto al día de vuestros blog,os iré visitando poco a poco a tod@s.

Gracias por la bienvenida.

Besos para tí.

medianoche dijo...

Bravo… me da mucho gusto, mucha alegría tu regreso, con esta entrada tan especial y significativa para el ser humano, todos nos equivocamos pero si sabemos ver que así fue sabremos resolverlo, yo creo que la humildad es un don del alma, es una preciada joya porque reluce, brilla aunque muchas personan no la perciban existe, y es muy hermosa, tiene todo el amor del mundo, no hablo de ser ricos ni pobres, solo de ser humildes, íntegros, bienvenida Carol.

Carol dijo...

Ser íntegros, qué gran cualidad, es un valor moral que todos deberíamos intentar poseer, forjarlo desde pequeños en nuestro interior y demostrarlo en todas las circunstancias que la vida nos depare.

La integridad y la humildad hace bella a la persona sin importar su físico ni su status social, tener cerca a personas así es como estar cerca del paraíso.

Muchas gracias por tus palabras y bienvenida, amiga, es un placer tu visita.

Me alegra mucho sentir que estás cerca, se sienten también tus sentimientos de buena persona y gran poeta.

Un abrazo enorme María Rosario.

beker dijo...

Yo también apuesto por ese mundo de las pequeñas cosas, porque en un amanecer, en una gota de agua esta todo un sorbo de vida. Saludos

mimbre dijo...

Hola Carol...
Siempre te aprecie, sin conocerte... a la vez te conosco, a travez de tus palabras y forma de pensar...Hoy puedo decirte: Te quiero¡ sin temor a ofenderte, porque al leerte es lo que siento yo mismo¡ Gracias AMIGA MIA¡ Tu tiempo y esmero valen Oro¡
Un abrazo enorme¡
Osvaldo
PD: Se agradece la visita a mi rincón¡

ALIX dijo...

Feliz Resurrección !!!!
Es estupendo tenerte de vuelta te echado mucho de menos.....
Un fuerte abrazo y muchos Musus

Carol dijo...

El mundo de las pequeñas cosas tan cercano e importante, el que nos proporciona felicidad a diario sin tener que esperar grandes acontecimientos que a veces pasan de largo.La mayoría de las veces.

Bienvenido beker, gracias por tus palabras.

Saludos afectuosos.

Carol dijo...

Gracias Osvaldo por ese cariño de amistad que mucho valoro.

Eres una gran persona que me ha demostrado mucho respeto y cariño y te aprecio de corazón, así como muchas más que te leen.

Me alegra mucho saludarte aquí en mi blog.

Un abrazo, amigo.

Carol dijo...

Muchas gracias Alix, me enternecen
tus palabras.

Por fin vuelvo, espero aguantar otra temporada, a ver si saco tiempo, de momento tengo.

Un abrazo fuerte y muchos musuak.

Yesi dijo...

Hola Carol que bien que estés de vuelta así podremos estar en contacto mas seguido.
Un placer para mis ojos leerte amiga, te dejo mis....

Por cierto pillaste el regalo ke tienes como bienvenida en la parte de abajo de mi blog?? si no lo cogiste ve a buscarlo que te espera.

Tmb tienes este que hice antes de irme de vacaciones.

http://erexiel.blogspot.com/2010/09/un-regalo-para-toda-la-gente-guapa-que.html

Espero te gusten y los aceptes pues los hice con todo mi cariño.

Besos en el Viento Carol.

♥Yesi♥

Carol dijo...

Hola Yesi, pasé a saludarte pero no cogí los regalos, no me atreví, ahora lo haré encantada.

Muchas gracias por ellos.

Besos.

Abuela Ciber dijo...

Paso a desearte un hermoso fin de semana!!!!!

Carol dijo...

Muchas gracias amiga, lo mismo te deseo, que pases un feliz fin de semana con tu familia.

Besos.

gaviota dijo...

hola mi preciosa carol me alegro de tu regreso la vida es de ida sy venidas con recovecos sin descubrir y otros descubiertos mas sigamos camiando en linea recta besitos gaviota

Carol dijo...

Muchas gracias gaviota.

Aquí estoy de nuevo para marchar recta por el camino de nuestros deseos y que sea bueno, esperemos.

Recogí el regalo que distes a tus amig@s y me comunicaste en Junio, mil gracias por él.

Besos.

Nuria dijo...

Hay momentos en los que es difícil detenerse a mirar alrededor, a valorar las pequeñas cosas que tenemos y nos aportan felicidad. Nos vemos sumergidos en una espiral negativa, con o sin razón, que a veces las hay....

Cambiar el chip, intentar pensar de otra manera no es fácil, yo lo estoy intentando, aunque las cosas alrededor se pongan difíciles, complicadas. Es un ejercicio repetitivo, y requiere insistir mucho. A veces me funciona, no siempre, pero a veces sí.

Por otra parte, quererse a uno mismo, es básico, dejemos de "autoexigirnos" tanto, la vida es mucho más sencilla. Y no dejemos que los demás nos destruyan nunca.

Bueno, hoy estoy reflexiva, me vienen situaciones a la mente que podrían servir como ejemplo, pero eso lo dejo para otro día.

Me alegra mucho volver a encontrar refugio en tu blog Carol.

Biquiños

Carol dijo...

Muy cierto querida Nuria, no siempre podemos alegrarnos con las pequeñas cosas(pero tú intentalo siempre) sobre todo si aún nuestros sueños no están realizados, si no se ha vivido lo suficiente para llegar a esta conclusión, porque hay circunstancias que nos atrapan y estamos creciendo, poniendo los pilares que en el futuro nos hará mirar para atrás con la satisfacción del trabajo bien hecho o que al menos lo intentamos por todos los medios posibles a nuestro alcance.

Tú no te agobies por nada, cada uno tiene un ritmo. A veces queremos hacer tantas cosas a la vez que no abarcamos y nos vemos sumergidos en el desanimo y sin embargo no podemos dejar nada porque las ocupaciones nos salen al paso e intentamos hacer más de lo que es razonable.

En cuanto a lo que no esté en tu mano y sí en la de los demás hay que manejar una importante cantidad de resignación, ya que no podemos obligar a nadie a cambiar o a que haga algo, es mejor aceptarlo y dirigir nuestros esfuerzos hacia otras metas, otros sueños.

Biquiños.