Seguidores

domingo, 30 de mayo de 2010

Viajes al interior



Dentro de mí existe una isla. De vez en cuando me refugio en ella: cuando la incomprensión me sorprende, cuando los amigos, o un ser muy querido me decepcionan mucho, mucho, cuando me hieren queriendo, o no veo la salida a un problema que no tengo con quién hablarlo.
A veces pienso que no estaría mal irse a pasar una temporada larga a ella. Pensar, meditar, sopesar si algo tiene importancia, si no la tiene, si merece la pena lo que hacemos o es mejor intentar otras cosas. Cambiar el estilo de vida.
Ahora mismo estoy en ese “a veces”, ya no es por la astenia primaveral, ni el calor sofocante de una noche de verano, ni tan siquiera porque me sorprendan mucho las cosas aunque siempre un poco sí, es un cansancio de ver lo absurdas que son algunas personas, esas que nunca sabemos a qué juegan, si siempre están jugando con uno, si es solo ponernos a prueba, o simplemente que son así y no se puede esperar más de ellas, las que nunca sabemos si vienen o si van, si suben o si bajan, si hoy es rojo mañana puede ser azul o viceversa.
Pero sobre todo de las que te dan confianza para después aprovecharse de tus confidencias intentando hacer daño tergiversando lo contado, haciéndolo a su modo, mitad verdad, mitad infamia, te llevas tal palo que es necesario un tiempo para recuperarse, aunque bien mirado no merecen ni un minuto de nuestro tiempo, ellas solas se cierran la puerta de nuestro corazón y nos obligan a pensar y a hacer por nuestro bien, tanto físico como mental...: “A otra cosa mariposa”. ¡Que les vaya bonito!

Carol

16 comentarios:

mimbre dijo...

Hola Carol...
Tu tienes la isla, yo por mi parte tengo un cruce de camino en el cual irremediablemente regreso...A pesar del camino que eligi anteriormente¡¡
"La vida te da sorpresas" decia la canción...Etapas de este camino de aprendizaje que llamamos vida¡
Un abrazo enorme
Osvaldo

medianoche dijo...

Lamentablemente transitamos por este mundo, donde hay de todo, gente buena, gente mala, persona que te dan la vida y quien te la quitaría si pudiera, los seres humanos somos egoístas , mansos ,buenazos, sabios, debemos como bien dices acodarnos síquicamente uno mismo pensar y luego accionar, no hay otra manera pero nunca dejar de esperar lo bueno.

Besitos

PRINTOVA dijo...

Me gusta tu isla. Yo tengo mi caja de cristal insonorizada, donde me cierro por dentro y me quedo sola con mis equivocaciones o mis momentos malos.
La gente no es siempre como una cree que son, confías, te abres, das todo y te dan esa puñalada por la espalda que no ves venir, dejándote echa trizas, descolocada, confusa, odiando todo cuanto se mueve o se menea.
Ánimo, también hay gente maravillosa alrededor nuestro, por esas personas merece la pena salir nadando de esa isla y volver a la civilización.
Un abrazo.

Mar dijo...

Cierto que hay momentos en los que un@ quisiera desparecer del mapa y limitarse a ser y a estar, mejor sólo.

Carol, no sabes hasta que punto comparto lo que cuentas en tu entrada por experiencia propia. Me tocó vivir eso que más o menos cuentas siendo yo la que recibió "los sinsabores". Y efectivamente, mi reacción fue cortar por lo sano y que "le vaya bonito" si es que a una persona de esa calaña, le puede ir bonito (creo que no, por méritos propios de esa persona). Bueno, corramos un tupido velo.

Animo que lo baches pasan y el tiempo se encarga de poner a cada uno en su lugar.La vida, antes o despues, nos brinda oportunidades para que así sea.

Besos y a mirar para adelante!!!

Carol dijo...

Al menos que sea lleno de buenas experiencias, de haber aprendido con ellas para bien.

Un abrazo amigo Osvaldo.

Carol dijo...

Afortunadamente hay más personas buenas que de las otras y muchas de ellas forman parte de nuestra familia, amigos, conocidos... y vecinos.

Tienes mucha razón María Rosarío, siempre esperar lo bueno de esta vida y disfrutarlo mientras dura, siempre ser positivos.

Un beso enorme.

Carol dijo...

Bienvenida Printova.

Cierto, te quedas descolocada, confusa, aunque no odiando, no merece la pena, tal vez un poco triste, pero enseguida se aferra una a las cosas buenas que tiene alrededor, a las bellas personas que tengo la suerte de conocer y me quieren, para qué pedir más.
Muchas gracias por tus palabras que son además de simpáticas un consejo impagable.

Sigo a flote.

Un abrazo.

Carol dijo...

Afortunadamente soy una persona fuerte de espíritu y optimista y aunque soy bastante sensible me recupero muy bien de los desencantos y de todo lo negativo aprendo algo, hay que estar preparado para todo, pero aún así una se lleva desengaños tal vez porque soy un poco ingenua.

Sí ,"que le vaya bonito", porque no le deseo mal a nadie, la vida que es justa pone a cada uno en su sitio más tarde o temprano.

Gracias Mar porque con tu experiencia sabes comprender muy bien y te agradezco mucho tus palabras, como a todos los que me habéis dejado tan calurosos comentarios.

Besos.

CAS dijo...

Cierto, ciertísimo, doloramente verdadero. Y el proceso es ese que tú has ido recorriendo a lo largo de tu escrito: el dolor, la pena, la desilución, para irte detiñendo en esa pena, hasta llegar a lo adecuado: dar vuelta la página. Es bueno irse a esa isla por un rato, tomar distancia, descansar, hasta de uno mismo.Luego seguro, todo se ve diferente, y uno sale a la superficie de nuevo como un corcho, porque somos de los estamos dispuesto a flotar siempre, pese a todo y a todos, verdad Carol? De todos modos QUE BUENO ES DESAHOGARSE Y SACARSE TODA ESA BRONCA DE DENTRO. Y para eso estamos, para oirtelo decir, y aliviar tu desconcierto, nosotros que somos tan humanos como el resto, pero por el aprecio que te tenemos te vamos a apoyar y alentar.
un abrazo enorme.

LUNA dijo...

Carol, querida, esa isla, como la imagen de tu nuevo blog, ue ha quedado precioso, por cierto....
Esa isla, ese espacio interior es necesario es saludable...
Como dice Cass, incluso a veces, hay que descansar de nosotros mismos
Cada uno se evade a su manera....
Yome pongo música muy fuerte e intento meterme en ella, sentir cada nota, prourando no persar en nada.
Por ejemplo, pongamos a Nino Bravo, que nos gusta tanto a las dos....
Fuerte, potente, y como nos sabemos las letras, pues hacemos nuestro karaoke particular, pensando solo en lo que dice la canción....
¿Probamos con "Cartas Amarillas"?

Es genial....
Lo de esas personas....
¿quienes?....

Un besito.

Rudolf Trefflich Esel dijo...

No acabo de entender si eres una pesimista o tienes una visión conciliadora del mundo. En cualquier caso, eres una perfecta desconocida, lo cual es magnífico...

Carol dijo...

Gracias Cas, ese apoyo ha hecho que ya se me haya pasado bastante el desconcierto que en principio sufrí, porque por muy fuerte que seamos cuando ocurre algo así es inevitable sentirlo, incluso dolor, porque si un amig@ te importa, lo quieres, el desengaño tiene que dejar huella. Que después decidamos pasar página, como bien dices, es posterior a la sorpresa que hay que digerir de la mejor forma posible, dándole importancia en su justa medida, nada más.

Un fuerte abrazo.

Carol dijo...

Gracias Luna, me alegra que te guste el cambio de look.

He seguido tu consejo, ahora mismo estoy oyendo a nuestro Nino," Mis noches sin tí", porque me encanta y aunque no va de pareja el asunto solo de amistad, es una canción con la que me animo a cantar con Nino.

Ahora suena "Cartas amarillas", divina, para terminar esta sesión voya ponerme "Te quiero, te quiero"...¡Ohhhhh! ¡Estoy curada Luna, gracias por la medicina! Desde ahora lo haré siempre así cuando me sienta mal.

Un beso enorme, hada.

Carol dijo...

Bienvenido Rudolf.

Te lo aclaro con mucho gusto: soy optimista y por supuesto que soy conciliadora. Solo con leerme un poco verás me llevo bien con el mundo, que es bueno en su mayoría, con la persona que no lo es no soy conciliadora porque hay cosas que no se pueden permitir, quitar la vida, hacer daño por placer, maltratar animales porque el que lo hace es más animal que el animalito en sí, difamar, robar, abusar del debil, tergiversar los hechos para sacar un beneficio material o prestigio, etc.

Con esas personas no quiero ni relacionarme, pero dime tú si esto es lo normal o para ser conciliadora hay que serlo con estos también.

El ser una perfecta desconocida no creo que sea nada raro en los blog, leo a muchos que no dicen ni la literatura, música, que les gusta, no se sabe absolutamente nada de ellos y está perfectamente permitido, la privacidad es un derecho que tenemos si queremos acogernos a ella. El que quiera dar su nombre y apellidos me parece tan loable como el que no lo hace, es cuestión de gustos, de objetivos...en fin cada uno hace lo que mejor le parece. Lo esencial es ser honestos, sinceros y no aprovecharse del incognito.

Saludos.

seriecito dijo...

Carol:

Quien se cierra puertas abiertas para relacionarse con los demás, sorprendienco la confianza otorgada o no respondiendo adecuadamente a las circunstancias de confianza, tienen un grado de estupidez elevado.

Como tu dices, que les vaya bonito:

Carol dijo...

Así es Seriecito, aunque en el fondo queda una pena que como las heridas en la piel necesita su tiempo para curar, es inevitable pero la cura es diaria, para acelerarla.

Gracias por tus palabras, me llegan en momento oportuno y las sigo fielmente.

Saludos afectuoso