Seguidores

martes, 4 de mayo de 2010

Llueve


Llueve, llueve y llueve…
No se cansó la lluvia de caer
en este monótono día gris de primavera.
Cogí tu paraguas y salí a pasear
mientras mis pensamientos eran solo para ti,
para aquel tiempo que pasamos juntos.
Imposible olvidar aquellos días
que bajo tu paraguas me resguardaba
sintiendo el calor y abrigo de tu mano
caminando por sendas enamoradas.
La tristeza me invadió como una enemiga
caí en sus redes traicioneras,
lloré calladita sin que nadie me oyera
me quedé dormida abrazada a la almohada.

La noche se presentó fría y extraña
hace un rato llamaron a la puerta
me asomé a la mirilla, perdiendo la calma,
no podía creer lo que mis ojos veían.


Carol

18 comentarios:

tag dijo...

Pero que bien escribes, Carol.

La lluvia nos pone nostalgicos casi siempre, yo digo que el cielo llora por algo triste que ha sucedido en nuestras vidas.

Pero en este escrito,hay un final feliz. Al menos así lo he interpretado.

Muy bonito.

Besitos

CAS dijo...

Si es lo que yo imagino, en este momento debes estar muy felíz...
Tus palabras conmovidas, húmedas de lágrimas y lluvia, son poéticas como siempre.
Un fuerte abrazo.

Neogeminis dijo...

A veces la nostalgia llega a tener el poder de hacerse presentimiento!...qué magia la de esos contados momentos!


un abrazo...

LUNA dijo...

Si, pienso que la lluvia aumenta las sensaciones....
Si estás triste, todavía te pones más melancólico y si estás contenta, es como un regalo del cielo...

Pero detrás de la puerta, volvió la felicidad, asi espero....
Un besito, cariño.

Nuria dijo...

La lluvia apacigua, calma, pero también entristece.

No viene a cuento pero el otro día leí una noticia, un coreano que había inventado un paraguas con sensores, de manera que sonaba música al ritmo de las gotas que caían en la parte superior.

Sería una buena idea ¿no?,poder elegir la música que te acompaña mientras paseas bajo la lluvia....

Quizás es absurdo, pero me gustó la idea :-)

Biquiños linda Carol

Mar dijo...

Cierto que los días de lluvia con el cielo encapotado traen recuerdos a nuestra memoria y melancolía a nuestro corazón.

Bonita composición la tuya con un final abierto que a mi me da por pensar que es la persona a la que tanto echas de menos (en el relato) la que vuelve. Final feliz.

Bss.

Carol dijo...

Sí Tere, el final es feliz, aunque digan que los pueblos y las personas felices no tienen historia.

Gracias por tus palabras, me animan mucho.

Besos.

Carol dijo...

Muchas veces en mi vida yo me fabrico los momentos felices sobre circunstancias que no lo son tanto, como siempre intento ver lo positivo, si no sería muy difícil ser un poco feliz siquiera, pero bueno, no me quiero quejar.

Un fuerte abrazo Cas.

Carol dijo...

Qué magia en tus palabras Mónica. Me encanto la frase.

Un abrazo.

Carol dijo...

Yo creo que la lluvia pone triste, a no ser que haya una sequía tan grande que la veas "como agua de Mayo", pero después de unos día en que el termómetro subió sobre los veinticinco grados, que vuelva a caer a cinco y tengas que volver a coger el abrigo y las botas es bastante deprimente, al menos para mí lo es.

Menos mal que siempre se puede recurrir a los finales felices, yo me apunto a ellos sin pensarlo.

Un beso enorme Luna.

Carol dijo...

Es muy curioso Nuria, y esto me ha recordado la canción que suena, la he puesto en dos versiones, una triste y otra alegre así hay para elegir, yo me quedo con la alegre, la que tiene final feliz, aunque siempre no se pueda en la realidad.

Te echaba de menos, seguro que estás muy ocupada, me alegra verte por aquí, cuídate mucho.

Muchos biquiños.

Carol dijo...

Gracias Mar, estás en lo cierto, parece que esa persona volvió y esperemos que no sea solo a recuperar el paraguas.

Antes de marchar de tu casa hay pensarlo muy bien, cuando no hay grandes diferencias y se sigue manteniendo el respeto siempre se puede llegar a acuerdos por el bien del amor que aún está vivo, que fuera hace mucho frio, en estos casos más que dentro...seguro.

Besos.

medianoche dijo...

Ah que placer llego justo, ya no lloverán mas lagrimas en tu corazón, precioso.

Besos

seriecito dijo...

Carol:

Brillante... muy brillante.

Tienes una habilidad muy encomiable para redactar temas intimistas, a pesar de la brevedad, sueles enganchar desde la primera frase.

Sigue...

Salu2:

Carol dijo...

Muchas veces llorar hace, además de que nos desahoguemos, que veamos mucho más claro lo que nos ocurre en determinado momento, por eso recomiendo llorar, sacar lo que llevamos dentro y después tomar decisiones.

Un fuerte abrazo María Rosario, tú siempre llegas en buen momento.

Besos.

Carol dijo...

Sinceramente Seriecito, yo no lo sé, será así si te lo parece y me alegra mucho que lo sea, pero son los demás los que me lo tienen que decir por lo que te agradezco mucho que lo hagas porque me anima a seguir componiendo. Si gusta lo que hago me satisface, con humildad, siempre para mí la sencillez está por encima de todo.

En resumen, que te agradezco de corazón tus palabras.

Saludos afectuosos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Casi siempre llueve aunque no llevemos paraguas... no ves la que está cayendo?


Saludos y un abrazo

Carol dijo...

Cierto Antonio, siempre llueve y no siempre a gusto de todos...

Un abrazo.