Seguidores

lunes, 4 de julio de 2011

No dejes para mañana...

Se presentó de pronto, sin avisar…

Ella en aquel momento estaba impresentable(?),

le dijo a través de la puerta que enseguida salía

mas se entretuvo buscando la ropa ideal.

Cuando salió se encontró la silla vacía.

Un ramo encima de ella, prueba fehaciente de su visita.

Su madre le dijo que había ido a hacer algo pendiente.

Lo esperó toda la tarde como si fuese a aparecer en un instante,

 el maquillaje se ajó, las piernas se le durmieron, se le arrugó el traje.

Un timbrazo en la puerta anunció su llegada,

abrió la puerta con toda la prisa del mundo por volver a verle.

No era él sino su hermana hundida en lágrimas.

Él había tenido un accidente en la curva del molino,

se salió de la carretera y rodó hasta el mar…

El acantilado es alto y rocoso en este tramo del camino.


Se pregunta por qué la vida nos da lecciones tan duras,

para bien o para mal.



Carol




19 comentarios:

CAS dijo...

Sin duda, la vida es hoy y hay que vivir el presente lo mejor que se puede. También hay cosas que son inevitables, lamentablemente no todo está en poder de nuestra voluntad...
Verdades dichas con mucho sentimiento, en un relato que comienza y ,nos deja una excelente reflexión.
Un fuerte abrazo, amiga.

Neogeminis dijo...

Si bien es cierto que hay cosas que no dependen de nuestras decisiones, bien vale tener en cuenta que muchas veces las oportunidades se dan una sola vez y que cada minuto en la vida es único e irrepetible, por lo que conviene estar dispuesta en el momento que lleguen. Las dilaciones innecesarias bien pueden hacer que perdamos la oportunidad de disfrutar lo que nos llega.

Un abrazo.

medianoche dijo...

Es así la vida, nosotros no podes modificar aquello que esta fuera de nuestro alcance, muy buena reflexión Carol.

Hace mucho que no te visito, por motivos que ahora ya no tienen importancia.

Besos

Sneyder dijo...

Emotivo relato lleno de sentimiento, el destino a veces nos juega malas pasadas.

Un fuerte abrazo

Abuela Ciber dijo...

Es un camino que hay que recorrer.
Cada uno viene con el suyo marcado.
Pero.....tambien hay cosas buenas.

Cariños

Juan Antonio Torron Castro dijo...

Desde luego que hay que tener paciencia y no desesperarse, por que le tocaba, si nó a esperar y ya pasa de largo la guadaña. Bromas aparte, menos mal que yo pienso que estas situaciones son las menos y que existe mucha mas alegria que tristeza y para eso solo hay que quedarse mirando a mi nieto, cinco minutos seguidos, es la mar de simpatico y quiero transmitir esta alegria, para todas/os.

Un saludo grande.

Belkis dijo...

Que triste!!! Pero sí a veces no es bueno postergar. Disfrutar el ahora es importante para no tener que lamentar el "y si hubiera..."
Te dejo un abrazo Carol

Carol dijo...

En primer lugar quiero pediros disculpas por no contestar antes a vuestros amables comentarios. Me marché el fin de semana a Pamplona a los San Fermines y ayer volví bastante cansada.

Lo he pasado muy bien, los navarr@s son encantadores y sus fiestas maravillosas, si alguna vez podéis ir no lo penséis, eso sí, preparad ropa blanca y roja que allí todo el mundo viste así,¡ah!, y el pañuelico rojo.

Abrazos.

Carol dijo...

Muy cierto querida Cass, vivir el presente todo lo intensamente que se pueda. Lo que no esté en nuestras manos...asimilarlo lo mejor que podamos, otra actitud nos puede hacer daño.

Gracias por tus palabras.

Un abrazo enorme.

Carol dijo...

Completamente de acuerdo contigo querida Mónica en lo de las dilaciones innecesarias, o hacer esperar por una nimiedad. En este caso lo más lógico hubiese sido saludar y después cambiarse de ropa lo más rápido posible, además de lo más educado.

Gracias por venir.

Un fuerte abrazo.

Carol dijo...

Me alegra muchísimo tu visita querida María Rosario, siempre eres bienvenida haga tiempo o no. Espero y deseo que estés muy bien en todos los sentidos.


Pensar que las oportunidades, muchas veces, solo se dan una vez en la vida, como dice Mónica, y hay qye aprovecharlas por si acaso.
La fatalidad no podemos evitarla, claro que no.

Un abrazo enorme.

Carol dijo...

Gracias querida Caty.

El Destino, al que no podemos vencerle, como diría Borges, se interpone en nuestro camino y...

Un abrazo enorme.

Carol dijo...

La vida: llena de cosa buenas que nos parecen de lo más normal y casi no le damos importancia hasta que las perdemos, querida Abu.

Un abrazo enorme.

Carol dijo...

Muchas gracias por transmitirnos tus alegrías amigo Juan Antonio, te felicito por tu nieto, los niños son lo más hermoso del mundo y llenan nuestras vidas de ilusiones siempre, cuando eres joven y cuando un poco más mayor.

Los nietos renuevan la vida, y vuelve la alegría a la casa que quedó más silenciosa cuando se fueron los hijos.

Un saludo cariñoso.

Carol dijo...

Muy cierto querida Belkis, cuántas veces dejamos de hacer lo más importante y nos perdemos en las
frivolidades.

Un fuerte abrazo.

medianoche dijo...

Gracias Carol, por tu amistad y preocupación.

Besos

Abuela Ciber dijo...

De ahi la necesidad de comprender que solo tenemos este presente para saborear.

ariños

Carol dijo...

Un beso fuerte María Rosario, espero que sigas bien, disculpa si no te respondí antes, a veces paso a otra entrada y después me doy cuenta de que hay más comentarios de amig@s.

Abrazos.

Carol dijo...

La misma disculpa te pido a ti querida Abu.

Muy cierto Abu, tenemos el presente y nada más, y lo rápido que pasa...

Un beso enorme.