Seguidores

miércoles, 21 de abril de 2010

Pensando, lejos del mundanal ruido



Creo que no me equivoco cuando digo que generalmente nos acercamos a las personas buscando lo bueno que hay en sus corazones, nos atrae más la bondad, las buenas maneras y el estilo de aquellas de las que desearíamos tener su amistad.
Muchas veces nos sorprende encontrar personas con tan buenos sentimientos en un mundo que parece cada vez más materialista encaminado al egoísmo, al narcisismo. No debería extrañarnos, en el ser humano es mayor la cantidad de buenos sentimientos que los que implican maldad, y aunque todos tenemos algún que otro defecto prevalece las virtudes y el deseo de ser mejores cada día, aprender de los errores y sobre todo no dañar a nuestros semejantes siquiera sea con palabras que a veces decimos sin pensar demasiado que pueden herir la sensibilidad de otros.
Aunque seamos capaces de distinguir entre conocidos y amigos con todos debemos ser legales, aunque llevemos una máscara tenemos que ser de tal forma que el día que te la quites no se note la diferencia en el trato, no te hayas aprovechado de llevarla para engañar, medrar o criticar a otros sin que tengan posibles defensas y es que en realidad todos llevamos una máscara como llevamos ropa, pero que sea más por proteger nuestra intimidad que porque sea un instrumento para hacer el mal.
La vida está llena de sorpresas y muchas veces aquel o aquella que parecía no ser tan ideal es al final tu mejor amigo, o sencillamente la persona justa que todos desearíamos encontrar para que lo fuera. El amigo que no te abandona cuando más lo necesitas, el que es fiel a través de los años de las vicisitudes de la vida y aunque te diga la verdad a la cara sabes que procura tu bien y que en su corazón sigue existiendo cariño cuando todo no va bien, el te pregunta cuando alguien le dice que tú hablaste mal de él, porque el orgullo se queda para los conocidos cuya amistad nunca cuajó. No permite que los malos entendidos rompan sentimientos verdaderos forjados día a día que por muchos años que pasen sin verse siempre cuando vuelves a encontrar a ese amigo le hablas como si le hubieses visto ayer.
Ese amigo que cuando los demás te juzgan o insultan no guarda silencio porque sería condenarte, cuando sabe que sus palabras a tu favor son merecidas, tan ciertas.

Carol




10 comentarios:

medianoche dijo...

El mundo está lleno de almas generosas, deseosas de dar todo lo que posee para un mundo más digno, más hermoso, los amigos son personas especiales que nos brindan todo, nos respetan, nos aman ,estoy de acuerdos que todos escondemos un secreto, pero no sabemos porque pasa, algunos por hacer el bien, otros por temor y cada uno tiene un motivo, pero hay gente buena mucha, como vos amiga mía, se siente cuando escribes estas presente, y los enemigos también a su modo cumplen con algún bien en la tierra. Muy buena reflexión.

Besitos
Lamento mi tardanza pero mi tiempo es muy poco.

LUNA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LUNA dijo...

Querida Carol...uan vez, cuando comenté que había conocido fisicamente a unos amigos blogeers, y que esperaba conocerte algún dia, me dijiste que tu no existías...
por eso eras una máscara....
Esta semana, participando en "Los jueves un cuento", todos los que quisiéramos deberíamos hacer nuestro cuento con el mismo lema "la intimidad"
Como su pondrás hay historias para todos los gustos...

Pero a fuerza de leer historias, en algunas, que hacen alusión a la intimidad de la imagen, te digo lo mismo:
Carol, a mi me has cautivado por tu contenido.

Dulzura, ecuanimidad, bondad, lealtad, belleza de sentimientos, nobleza, veracidad, entrega, ...

Si alguna vez, decides quitarte la máscara, estoy segura que voy a seguir viendo a la misma persona, porque el continente no me importa.

Yo soy mucho más extrovertida que tu.
(no es una cualidad, es una condición)
No es ni un mério ni un demérito...
He contado en tiempo real y mediant historias,mil cosas de mi vida...no me importa, por lo tanto, no tiene mérito...

Pero si tengo claro una cosa, que es lo que tu dices en ese post, preciosísimo
Que hay muchas personas buenas (para mi, son las que cuentan) Simepre he dicho que soy optimista por decisión propia...no me arrepiento...

A lo largo de mi vida, me he encontrado con muchas...
A todas ellas, Gracias
Un besito, querida amiga

Carol dijo...

Gracias María Rosario por tu cariñoso comentario es un lujo tener amigas como tú, excelente escritora y persona.

Por supuesto que sé que tienes poco tiempo por eso el que me dedicas te lo agradezco de todo corazón es el mejor regalo que se puede recibir, ese tiempo que es oro pero que solo se puede devolver de la misma forma que tú lo haces, con mucho cariño.

Un fuerte abrazo.

Carol dijo...

¡Ay, querida Luna!, espero que recuerdes por qué te dije que sólo era una máscara, una forma de cubrir mi timidez, de preservar mi intimidad. Te dije que mi nombre, Carol, es un seudónimo y que era el que había encontrado más parecido a Stromkarl entre los que me dieron a elegir al crear la cuenta, y ya de paso es el que más me gusta, más incluso que el que me pusieron en la pila de bautismo y no sé si te lo dije pero en este blog pensaba expresar sentimientos, escribir historias que tal vez sin máscara no me atrevería.

Pero también veo a personas que eligen un paisaje, un animal o algún objeto para su imagen y tampoco sabemos sus nombres verdaderos pues es un derecho que tenemos el decirlo o no y como tú bien dices somos mucho lo que escribimos, lo que expresamos y se puede llegar a conocer muy bien a una persona por la forma de escribir, se puede fingir un tiempo, no siempre, no todo el tiempo.

Admiro a las personas que se muestran tal como son, con sus fotografías y las que cuentan su vida, nos dan mucho de ellas y es de agradecer infinitamente porque a través de su ejemplo aprendemos mucho y bueno de la forma de comportarse en la vida, nos hacen mucho bien.

Yo también cuento mi vida en algunos post y aunque me reservo hechos, circunstancias, lo que he escrito es verdad. Otros relatos son sueños, algunas poesías son situaciones que veo en la vida de otros, también en la mía. Al principio quería protagonizar todas las historias, contarlas en primera persona, pero vi que confundía un poco por eso decidí cambiar.

Tengo un alto concepto de ti como persona y me honras con tu amistad que quiero y aprecio mucho y no me gustaría perder.

Gracias infinitas por tus palabras que me llegan al corazón y ojalá tengas siempre tan buena opinión de mí, espero no defraudarte pero soy humana, nada especial.

Un fuerte abrazo.

tag dijo...

Carol

He leido con atención estos pensamientos que expresas hoy sobre la amistad, y desde luego, estoy completamente de acuerdo.

Tambien he leido el comentario de Luna, y siento lo mismo que ella cuando leo tus escritos. Demuestran como eres tú por dentro, tu dulzura y tus buenos sentimientos.
A mi me da igual que te llames Carol o Filomena, que tu imagen sea una mascara o un león, el caso es que lo que reflejas al contarnos historias o poemas, te retratan perfectamente.
Y te digo una cosa, de todos los blogs y amigos bloggers que he conocido y que leo con asiduidad, con tus escritos y poemas de amor y desamor, son con los que más me identifico.
Sabes plasmar con palabras, sentimientos que yo he experimentado alguna vez y me dejas turulata, porque a veces creo que eres capaz de leer en mi alma.
Tienes el don de escribir las cosas mas tristes con una suavidad y una dulzura que me cautivan.

Cuando me embarqué en esta aventura virtual, no me podía imaginar que llegaría a conocer personas tan entrañables como tú, ni que iba a sentir un cariño tan grande por gente sin rostro.
Ahora he comprendido que eso no es importante, que lo esencial no se ve con los ojos, como dice tu frase de cabecera.

Un beso enorme
Tere

LUNA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LUNA dijo...

Querida Carol.
Nada e mejor ni peor.
Lo importante, en la amistad, es ser auténticos, verdaderos y aceptar a los demás como nosotros nos aceptamos...

La estétia de una persona, el realidad es el continente, y puede cambiar, de echo cambia con los años, con enfermedades.
Pero el contendio, ese debe ser el que más cuidemos, pues es la esencia.
Lo que, aunque pasen los años,,,,siempre debe seguir igual...Lo podremos reconocer haya pasado el tiempo que sea....
No cambies, eres maravillosa, amiga.
Un besito

Perdón por el tachón, pro estaba fatal....

Carol dijo...

Querida Tere, te digo como le dije a Luna, ojalá sea merecedora de tus palabras que me han llegado al alma, de verdad que me han emocionado.

Yo también estoy muy contenta de haber conocido a personas tan buenas y entrañables que me han enseñado tantas cosas, incluso a estar más feliz conmigo misma con mi realidad y conformarme de haber perdido cosas, personas que no volverán pero cuyo recuerdo nadie puede arrebatarme y a ver la parte positiva de todos los acontecimientos a los que no podemos escapar y a los que hay que plantar cara, solucionar de la mejor forma posible.

Cuando creé este blog lo hacía para llenar ese vacío que todos tenemos, en un tanto por ciento, sin llenar, ese ver pasar la vida sin que yo participara de ella porque los acontecimientos de mi vida son de los más irrelevantes, pero ahora lo más sencillo que me toca vivir lo aprecio doble y eso os lo debo a todos los que me habéis distinguido con vuestra amistad sin conocerme por lo que sería incapaz de faltar a ella.

Un abrazo muy fuerte y sigue siempre así, con personas como tú está salvado el mundo.

Besos.

Carol dijo...

Tienes toda la razón del mundo querida Luna, lo importante es ser autenticos, lo que tenemos en nuestro interior cuidarlo, enriquecerlo porque es que de verdad se revaloriza con los años.

El físico puede ser muy agradable aunque no sea bello y tenemos que cuidarlo porque es el vehículo con el que nos desplazamos en esta vida, pero lo importante es lo que va en su interior.

Te digo como a Tere, eres un ser especial que he tenido la suerte inmensa de conocer, tu personalidad es un ejemplo para los que no sé por qué razón nos tocó ser tímidos, para intentar ser más valientes en todos los aspectos.

Un fuerte abrazo Luna, gracias por estar siempre ahí con tus maravillosos razonamientos.

Besos.