Seguidores

domingo, 21 de marzo de 2010

Gato y yo



¡Oh, sí!, claro que sí...me encantan los gastos, son independientes como yo y a ratos mimosos, y hasta…sí bueno, y hasta empalagosos pero jamás abandonaría a ninguno. Te vienen a despertar por la mañana cuando se aburren de esperar que les hagas un poco de caso, se suben a la cama y allí quietitos esperan el momento en que abres los ojos para soltar un maullido de aúpa, pero este lo tiene difícil, me pongo antifaz para dormir, y estos sin agujeritos para no enseñar los ojos recién abiertos con mucho sueño todavía pegado a las pestañas, de tal forma que es imposible abrirlos sin sentir una punzada en ellos.
Anoche me acosté muy tarde y he soñado con una boda, no la mía afortunadamente, lo terrible es que siempre que sueño con un casamiento alguien de la familia fallece, es como… una premonición, algo de lo que no puedo escapar pues este sueño se repite una y otra vez aunque con distintos contrayentes cada x tiempo, cuando despierto me siento muy mal, un dolor agudo me llena el pecho y la angustia se apodera de mi.
Hoy, Gato, no me voy a quitar el antifaz, voy a seguir en la cama un buen rato hasta que me duela el estomago de hambre, no quiero despertar, quiero parar la vida, el mundo, quiero huir de la realidad para no vivir más tragedias que me hieran el alma y me sumerja en la tristeza. Tú puedes quedarte ahí acurrucado, dormitando en silencio, calentito y sin un solo maullido y si te aburres sal por la ventana a tomar el sol, procura no hacer ruido, yo hoy no estoy, para nada, para nadie, quiero dormir, soñar cosas agradables, con viajes exóticos, lugares de ensueño, persona amables, encantadoras con las que dé placer conversar, con un mundo ideal donde el dolor sea tan solo una palabra que nadie haya experimentado y dónde las personas sólo lo abandonen cuando sean muy, muy viejitas.
Nada de radio, ni periódico, ni mucho menos televisión…si suena el teléfono no esperen que lo coja, me desconectaré de todo aunque creo que no me dejaran que lo esté mucho tiempo, a ver cuánto resisto…
Otra vueltecita, cojo postura y…


Carol

10 comentarios:

Neogeminis dijo...

La verdad es que me tienta quedarme así...jejej, más ahora que el otoño ha llegado y con él la melancolía.
Lo de las premoniciones de tragedias, mejor hagamos cuernos y no pensemos más en ello!
un besito.

tag dijo...

Salvo que no tengo gato, podría haber sido yo la protagonista de tu relato de hoy, porque no quería levantarme de la cama, me hubiera quedado a soñar mucho rato
(no con bodas ni malos augurios)

Pero no puede ser. ¡Arriba!gandula que ya esta aquí la primavera y hay que disfrutarla.

Besitos Carol

En la primera frase me confundí un poco hasta que entendí que los gastos son los gatos, jajaja.

medianoche dijo...

Hola amiga, es triste tu entrada de hoy , solo sal de la cama y mira el radiante sol, el cielo despejado , un hermoso día, para una hermosa mujer y además todo corazón, arriba el ánimo, besitos al gatito pompón.

Besos

Carol dijo...

Queridas amigas Mónica, Tere, María Rosario: os agradezco mucho vuestros comentarios y palabras de ánimos, son etapas de esta vida, no siempre ocurren las cosas como desearíamos y durante este camino encontramos momentos buenos y otros menos buenos, diremos, el sufrimiento de seres que quiero me afecta y se refleja en lo que escribo más de lo que quisiera, porque no soy de piedra y hoy por hoy tengo un pellizco en el corazón, me toca de cerca.

Desde luego que no voy a hacer lo que me apetece en el post, es imposible de llevar a cabo y tampoco es solución pero expresar unos sentimientos angustiosos es una licencia que me permito con vuestro permiso y comprensión.

Os agradezco vuestras palabras de corazón y no os preocupeis que yo siempre veo la botella medio llena y no me canso de rezar para que todo mejore.

Muchos besos, hermosos corazones.

Nuria dijo...

Me ha encantado Carol, podría estar viéndolo o viviéndolo, sobre todo esa parte en la que la protagonista quiere continuar en la cama "para parar el mundo", aunque sea por un día... ¿sabes que he estado pensando últimamente en tener un gato en el piso?

Al ser pequeño, creo que es más viable que otro animal, y me haría compañía...


Curioso, a lo mejor eres un poquito meiga :-)

Biquiños

Carol dijo...

Un beso Nuria, ya me iba a dormir cuando he descubierto tu comentario, me alegra mucho tu visita.

Puede que tenga un poco de astenia primaveral, tanto desear la primavera para que me siente mal...pero bueno yo soy de las que solo se permiten un ratito de debilidad... hay que seguir aunque cueste.

Un gato es una buena elección, mejor que un perro si estás mucho tiempo fuera de casa, porque los perritos en esas circunstancias se deprimen más estando tantas horas solos, y si tienes quién te lo cuide en vacaciones pues...,a mi me encantan los gatos aunque más los perros, pero siempre no se pueden tener hay que pensar también en el animal.

Biquiños.

Nuria dijo...

Creo que lo de la primavera noes está afectando un poco a todos, porque de tanto desearla, y el invierno tan largo, estamos un poco cansados...

Estoy de acuerdo contigo, tener un perrito solo durante todo el día mientras vengo a trabajar, y en un apartamento pequeño, es un crimen. Cuando quiero voy a casa de mis padres y disfruto de Lua, así que mejor solución me parece un gato, pero ya veremos :-)

Un abraciño

Ronnie dijo...

hola Carol ha sido leer tu blog y empezar a flipar jejeje madre mía vivimos en vidas paralelas o que? echa un vistazo a mi blog, ya me contaras...

Un saludo, Verónica.

Carol dijo...

Lua es un encanto Nuria, además llegó en un momento muy importante en tu vida y aunque nunca se puede olvidar a ese amigo que se fue, se puede sobrellevar mejor el vacío que dejan con la presencia alegre del nuevo amig@, lo sé por experiencia y se le quiere al nuevo tanto como al que ya no está.

Biquiños.

Carol dijo...

Bienvenida Verónica.

He ido a hacerte una visita rápida, volveré, y sí es curioso, casi ponemos la misma foto, pero no lo veo tan extraño coincidir sobre todo con una película que es un clásico.

A mi me encanta "Desayuno con diamantes", Breakfast at Tiffany's el título original, su argumento mucho más dulce que en la novela de Truman Capote, los actores que intervienen sobre todo la genial Audrey Hepburn, la banda sonora y la canción Moon River.

Yo utilizo la fotografía para expresar esos momentos en los que no nos encontramos anímicamente bien del todo y nos gustaría refugiarnos aunque solo fuera por unas horas bajo las mantas, durmiendo un sueño dulce, reparador, placetero, sin pesadillas y sin tener que enfrentarnos a la dura realidad, una pequeña tregua para reunir fuerzas.

La realidad se impone al final y no queda otra que ser fuertes y seguir caminando intentando ver el lado bueno de todo lo que nos sucede. Siempre lo tiene.

Gracias por tu visita y por tu comentario.

Saludos afectuosos.