Seguidores

jueves, 29 de octubre de 2009

La niña que no fue...


Llegué al final del camino
miré mis manos vacías…
Un dolor punzante me recorrió el cuerpo
sentí que se me escapaba la vida.
Volví la cabeza para ver la senda
por la que derramé mis tesoros
un páramo de hierbas secas
que ni quiero ni añoro.

La niña pequeña lloraba
un llanto profundo, escalofriante
los pies heridos le sangraban
los ojos con la mirada errante.
Llegó hasta mí y sin mirarme
se asomó al oscuro cráter
intenté cogerla… ,¡mas no pude!
Con horror la vi precipitarse.
Por el camino dejó las prendas
que cubrían sus huesos aquel día
desesperación en mi corazón por ella.
Y por mí. ¡Con ella moría!

Carol

20 comentarios:

mimbre dijo...

Hola Carol...
Hermoso poema...pero muy triste, desgarrador, como la vida misma¡
No permitamos que muera el niño/a que tenemos dentro¡¡
Gracias por tus palabras,AMIGA¡
Un abrazo enorme
Osvaldo

LUNA dijo...

Querida Carol!!!!
Dios mio, me dió frio!!!!
Que tragedia. Cuando quiso evitar que muriera "su" niña, ya le fué imposible.
Se dejó jirones por el camino...
Nunca más...
Demasiado tarde...
Irremediable.
... se me ha encogido el corazón.
Un besito,querida amiga.

Nuria dijo...

Terrible, muy dramático y triste...
No, nunca deberíamos llegar a ese punto, perder a esa niña que un día fuimos, dejarla abandonada.

Me ha quedado un poso de desazón después de leerlo.

No quiero que tú la olvides Carol, sospecho que la echas de menos a veces :-)

Biquiños

Neogeminis dijo...

Ninguna tristeza se puede comparar al dolor terrible de perder un hijo...aunque este aún no haya logrado nacer.


besitos.

tag dijo...

La primera vez que he leido tu poema, me ha parecido como a Mimbre y a Nuria que hablabas de la niña que hay en ti, y que muere para que nazca la mujer que eres ahora.

Pero la segunda vez, he tenido mis dudas, y no sé si te refieres a una hija como dice Neogeminis.

De cualquier forma es un poema que sobrecoge, y te da un escalofrio el llanto de la niña, con esos pies sangrantes.
Me ha dejado algo tocada.

Un besito

Carol dijo...

Amigo Osvaldo, no lo permitamos, tenemos que defenderla/o con todas nuestras fuerzas.

Muchas gracias.

Un fuerte abrazo.

Carol dijo...

Sí, así es querida Luna, de pronto se nos muere la niña/o que llevamos dentro que nos acompañó por el duro camino de la vida y nos ayudó a salir de las penas con sus ilusiones de criatura por crear su mundo perfecto e ideal.

¿Renacerá? Puede que con el tiempo...

Muchos besos para ti.

Carol dijo...

No, querida Nuria, nunca la abandonaría, se muere por circunstancias de la vida que se salen de su entendimiento, de hacer lo imposible por arreglarlas pero que ya no está en su mano conseguirlo.

Yo siempre la tengo presente y vuelvo la vista atrás para leer su pensamiento recordar las ilusiones que tenía, si se pueden aún lograr alcanzar.

Tal vez su espíritu renazca de las cenizas.

Un beso enorme.No sufras, lucha por la tuya.

Carol dijo...

Cierto, querida Mónica, aunque no sé cómo es ese terrible dolor, solo lo puedo imaginar, gracias a Dios nunca he tenido que pasarlo.

Mi niña lloraba, caminaba a mi lado, reía, me hablaba al oído y siempre guardada en mi corazón, era una niña callada, seria, pero muy feliz y con muchas ilusiones.
Inocente como todos los niños y de buenos sentimientos.

Un fuerte abrazo.

Carol dijo...

MI querida Tag, era la primera impresión que tuviste, la niña en este caso ya camina,a veces por caminos muy duros que lastiman su cuerpo, pero es solo un doble sentido, está viva, siente y padece, se alegra...

Esa niña nunca murió al crecer yo, pero de pronto me ha dejado y me siento un poco perdida, puede que la vuelva a encontrar, lo deseo, pero no sé si es posible o es una nueva etapa, el tiempo lo dirá.

Un beso fuerte.

Nuria dijo...

Me ha ocurrido lo mismo que a Tere. Es curioso como la primera lectura te puede dar una visión y las posteriores, cambiarla...

Carol, creo que aunque sea sólo un poquito de ella, puedes recuperarla, estoy convencida...

Biquiños, bonita

Carol dijo...

Nuria, la poesía está dedicada a la niña que había en mí, aunque teneis razón, si se lee pensando en la perdida de una hija nacida o por nacer es curioso que también sirve, pero no era mi intención al componerla, como le digo a Neogeminis no pasado por ese dolor que solo puedo imaginar y que Dios me libre de sentir.

Seguro que renace en mi otra vez, no pierdo la esperanza, pero hasta ahora nunca me habia abandonado, no sé si esto le ocurre a otras personas en algún momento de su vida, a mi es la primera vez.

Biquiños, Nuria.

sara dijo...

Precioso poema Carol. Eres una gran poeta...

Me ha encantado!!

Besitos y abrazos

Sara

Carol dijo...

Gracias querida Sara, es un poco triste, pero todo se supera.

Y quizás vuelva la niña. Me ha dicho hoy una persona que lo ha leído que esa niña sigue viva, tal vez se fue a dar un paseo y vuelva pronto.

Besitos, Sara.

mimbre dijo...

Hola Carol...
Estoy de visita, la puerta esta abierta...entre¡
Gracias por tus palabras, hermosas como siempre, AMIGA¡
Un abrazo enorme
Osvaldo

Carol dijo...

Encantada con tu visita Osvaldo, vuelve siempre que lo desees.

Un abrazo y saludos afectuosos.

Silvia Beatriz Giordano© dijo...

Querida Carol: es un triste poema, pero gracias a Dios, nada tiene que ver con tu vida. En el momento en que tú vires y veas tu senda recorrida, verás árboles pletóricos de frutos y flores henchidas de polen y aromas, porque eso le sucede a las grandes personas. Tú eres una gran persona, con mucha sensiblidad y con las manos llenas de amor para dar. Nunca lo olvides
¡Besos, querida amiga!

Carol dijo...

Me han emocionado tus palabras Silvia Beatriz, y deseo que así sea, dar amor es lo más hermoso que se puede hacer en este mundo, con gestos, hechos y también con palabras, claro que sí, a todo el que Dios ponga en nuestro camino.

Un abrazo amiga querida.

Franziska dijo...

Esa niña que cae al precipicio es una niña simbólica que todos llevamos dentro, que está ahí callada como niña buena pero que aparece en cuanto llega la risa y la alegría de vivir.

Te debo una explicación. He estado durante seis semanas muy ocupada haciendo un curso y he tenido prácticamente abandonado el blog aunque en los primeros tiempos traté de hacerlo todo compatible, fue imposible y dejé las visitas: ese ha sido el motivo de mi retraso.

No dejes de escribir hay que destapar lo que se está cociendo dentro de nosotros y pide paso para no ahogarse dentro. Me ha parecido muy hermoso. Un abrazo.

Carol dijo...

Franziska, amiga, me parece estupendo que hagas cursos, enriquecer nuestros conocimientos.

Te eché de menos pero comprendo que dejases los comentarios, no se puede abarcar todo y lo primero era el curso, gracias por comunicarmelo, es todo un detalle.

Me alegra mucho tu visita y te agradezco mucho tus palabras.

Un beso enorme.